Acusado de matar a su madre anciana a golpes tras echarla del piso que compartían en Leganés


Algunos familiares y amigos hacía años que se temían lo peor. Antonio M. P., de 55 años, ha sido detenido por matar a golpes a su anciana madre de 86 años a la que había echado del piso que ambos compartían el mismo día del ataque. Los hechos ocurrieron este miércoles en la localidad madrileña de Leganés. La anciana agonizante quedó extendida en el rellano de la vivienda a la que estaba pidiendo poder volver a usar cuando la golpearon mortalmente. Al parecer, Antonio dio un portazo y se encerró en la casa sin interesarse por su estado de su progenitora.





Puerta principal que da acceso a los bloques de la avenida Portuagal de Leganés donde ocurrieron los hechos
Puerta principal que da acceso a los bloques de la avenida Portuagal de Leganés donde ocurrieron los hechos
(Europa Press)

Los testigos que cita Efe parecen cimentar la idea de que el detenido era una persona muy violenta. Y no solo lo atestiguan los vecinos de la avenida Portugal de Leganés donde se ha cometido el presunto homicidio, sino también la larga lista de antecedentes por violencia en el ámbito familiar sufridos en la persona de su madre, que arrastra el arrestado.

La cadena de acontecimientos que se ha logrado reconstruir apunta en la siguiente dirección. El detenido y su madre, Felisa P. G., venían compartiendo el piso segundo del número 35 de la citada avenida leganense desde que la hermana del arrestado y su padre, enfermo de Alzheimer, tuvieran que mudarse a otra vivienda situada cerca, en la misma vía.


Discusiones, problemas constantes, golpes, denuncias





Los problemas, golpes y discusiones en casa de Felisa y Antonio resultaban continuas. Así lo dijeron a la policía los vecinos del bloque.

El miércoles se produjo una nueva discusión en el piso de madre e hijo. La bronca resultó perfectamente audible. Eran sobre las 11.00 horas. Tras la fuerte discusión, Antonio echó a su madre del piso y le barró el paso a cualquier intento de regreso. La madre tuvo entonces que irse a casa de la hija.





Sin embargo, ya bien entrada la tarde, Felisa quiso regresar al bloque a convencer supuestamente a su hijo de que la dejara volver.


Miedo fundado a una nueva agresión que finalmente se consumó mortalmente





Tal como relata Efe, la hija de la fallecida la acompañó por miedo a que su hermano pudiera hacer daño a la anciana, solo que se quedó en el portal, abajo, hasta que escuchó las llaves de su madre girando en el picaporte. Cuando creía que todo iba bien escuchó un fuerte golpe y un portazo. Corrió escaleras arriba y encontró extendida en el suelo del rellano a su madre. Las llaves todavía pendían de la cerradura.

La mujer pidió a los vecinos que llamaran al 112, que acudieron al lugar de los hechos. Estuvieron más de 20 minutos tratando sin éxito de reanimar a la mujer, pero solo pudieron confirmar su fallecimiento.

Bloque de pisos donde vivían madre y hijo, antes de la trágica muerte de Felisa P. G.
Bloque de pisos donde vivían madre y hijo, antes de la trágica muerte de Felisa P. G.
(Europa Press)

Agentes de policía también se personaron en el lugar y trataron de convencer a Antonio, que no había salido de la vivienda en ningún momento, de que abriera la puerta. Ante la negativa, los policías trataron de abrirla con una llave prestada, en ese momento, según relata Efe, el sospechoso abrió la puerta entre aspavientos y gritando: “¿Qué hacéis? Esta es mi casa. Habéis entrado para quitarme el dinero”.





Se abalanzó sobre los miembros de la Policía Nacional que acabó por detenerlo de forma cautelar por los indicios de criminalidad que se cernían sobre él.

Antonio M.P. tuvo también que ser atendido por los servicios médicos de emergencia por un supuesto ataque de ansiedad.







Source link