Asuntos Internos de la Guardia Civil adquiere dispositivos para seguir a los agentes



El teniente al mando de la Unidad de Seguridad Ciudadana (USECIC) de la Guardia Civil en Sevilla fue detenido hace una semana en el marco de una operación antidroga. En la detención participó el Servicio de Asuntos Internos, que registraron la vivienda y la oficina del teniente en el cuartel del Instituto Armado de Montequinto, en Sevilla.

Este caso es un ejemplo de las actuaciones que puede llevar a caso Asuntos Internos, al investigar conductas irregulares, en este caso incluso delictivas, de miembros del cuerpo.

Confidencial Digital ha podido saber que para llevar a cabo estas investigaciones, Asuntos Internos de la Guardia Civil va a reforzar sus medios materiales. La Jefatura de Asuntos Económicos de la Dirección General ha abierto un proceso de evaluación previa de un contrato de suministro que consiste en la “Adquisición de diez dispositivos de seguimiento encubierto y geolocalización para dotar al Servicio de Asuntos Internos de la Guardia Civil”.

No se aportan más datos sobre este contrato, sólo que cuenta con un presupuesto de 31.000 euros, lo que indica que cada uno de estos dispositivos cuesta más de 3.000 euros.

Un dispositivo de seguimiento encubierto es un elemento que se coloca, de forma subrepticia, principalmente en un coche, con el objetivo de tener en todo momento localizado a una persona sospechosa que está siendo investigada. De ahí que sean dispositivos, los que se van a comprar, que además permiten la geolocalización.

Este tipo de balizas son utilizadas con frecuencia por las fuerzas de seguridad, que deben pedir autorización a un juez para controlar así a sospechosos.

Al comprarlas para Asuntos Internos, se puede suponer que las diez balizas o “dispositivos de seguimiento encubierto y geolocalización” irán destinados a vigilar los movimientos de guardias civiles sospechosos de cometer delitos.

Según la Orden PRE/422/2013, de 15 de marzo, por la que se desarrolla la estructura orgánica de los Servicios Centrales de la Dirección General de la Guardia Civil, “el Servicio de Asuntos Internos tiene como misión investigar las conductas contrarias a la ética profesional del personal destinado en la Dirección General de la Guardia Civil, a cuyo fin realizará cuantas actividades sean necesarias para su esclarecimiento”.

Otra compra que la Jefatura de Asuntos Económicos de la Dirección General de la Guardia Civil ha abierto como evaluación previa consiste en la adquisición de un sistema de micrófono direccional para la Unidad Central Operativa (UCO), por 35.532 euros.

La UCO depende de la Jefatura de Policía Judicial y su misión es “investigar y perseguir los asuntos relacionados con la delincuencia grave, nacional e internacional y aquella otra cuyas especiales características así lo aconsejen; así como establecer y mantener el enlace, coordinación y colaboración con otros servicios afines, nacionales e internacionales, en el desarrollo de sus investigaciones, haciendo propuestas a la Jefatura de Policía Judicial sobre la gestión de la información de carácter operativo procedente de estos servicios”.





Source link