Batalla campal en la playa de Calella protagonizada por unos veinte jóvenes



Una batalla campal protagonizada por unos veinte
j
ó
venes se produjo la noche del sábado en el paseo marítimo de Calella. La bronca empezó en el puente de madera de la Riera de Capaspre y se traslado a uno de los chiringuitos de la playa, el Blue Bar, donde el grupo de agredidos se refugió. Los agresores no tuvieron reparo en asaltar el bar y utilizar su mobiliario para agredir a los que les acusaban de, supuestamente haber acosado sexualmente a una joven de su grupo.

Las imágenes de seguridad del chiringuito no dejan lugar a dudas, según informa el portal de información Calella.com. Primero entra un joven huyendo de los agresores, que a continuación irrumpen en el local y empiezan a agredir a los que intentaban defender al muchacho al que, mientras inmovilizaron en el suelo, le propinaron patadas y golpes. La violencia fue tal que hasta utilizaron los pivotes separadores de la barra del bar como arma.






El aviso a la Policía Local fue inmediato por parte de testigos y trabajadores del local. Les sorprendió sin embargo, según las mismas fuentes, que los agentes tardaran más de lo que es habitual ya que habitualmente siempre tienen dotaciones en los alrededores de la Riera de Capaspre.

El establecimiento sufrió desperfectos en el mobiliario interior. Por suerte, en el momento de la batalla campal ya no quedaban clientes en el interior, sólo una mesa que según la información de Calella.com cuando empezaron las agresiones se marcharon sin pagar.

Los jóvenes agredidos rehusaron que los trabajadores llamaran a una ambulancia. Según los primeros indicios la agresión se produjo en el intento de vengar el honor de una joven a la que supuestamente habían acosado sexualmente los agresores. Éstos, sobradamente conocidos en la localidad, se dispersaron antes de la llegada de la Policía, pero los agentes pudieron identificar un grupo de cinco de los que habían participado en la batalla campal, en las calles adyacentes. Los jóvenes que intervinieron en la pelea, según el informativo local, son residentes en Calella y de nacionalidad española.

El vídeo fue difundido por las redes sociales a través del portal Patrulla Vecinal de Mataró, donde se acumulan los casos de actos vandálicos, incivismo, agresiones y robos que se han incrementado de forma espectacular durante los últimos meses en la comarca del Maresme, hasta el punto que los vecinos se han organizado en patrullas de vigilancia y reclaman a las administraciones competentes más implicación en el cambio de legislación que no castiga a los ladrones reincidentes, como es el caso de la invasión de delincuentes en el Maresme, muchos de ellos salidos de Barcelona por la presión policial que alló se ejerce.





El Ayuntamiento de Calella, por su parte, a petición de
La Vanguardia
, no se ha posicionado sobre los hechos y declaran que se están investigando, por lo que “cuando los acontecimientos y los motivos estén claros” se informará al respecto.









Source link