Choque sin tregua entre narcos y fuerzas de seguridad


Los implicados en las tramas de narcotráfico de la comarca del Campo de Gibraltar mantienen su choque frontal con las fuerzas de seguridad que intentan reprimir sus ilegales negocios. La Guardia Civil ha interceptado un cargamento de 700 kilos de hachís que iban a bordo del todoterreno que acababa de envestir a uno de los coche camuflado del dispositivo anti droga. Los tres agentes que iban en él han resultado heridos de diferente consideración y los dos traficantes, detenidos.

Los narcos cada día reparan menos en el uso de la violencia para poner a salvo su mercancía a la luz del número de enfrentamientos habidos y del testimonio de numerosas fuentes policiales sobre el terreno.





Los traficantes aprovechan al máximo al capacidad de los todoterrenos que usan para llevar los fardos, como ocurre con este de San Roque
Los traficantes aprovechan al máximo al capacidad de los todoterrenos que usan para llevar los fardos, como ocurre con este de San Roque
(Guardia Civil)

Se nota en la actividad de los clanes de la droga del Estrecho –cuya actividad se extiende mucho más allá de la provincia de Cádiz, pues ya alcanza claramente a Málaga y también Huelva– que algo está ocurriendo en ese mercado negro. La voracidad de las organizaciones parece desbocada en los últimos meses. La necesidad de servir a su ilegítima clientela a pesar de la enorme presión policial sería uno de los motivos de ese recrudecimiento de la violencia.

Los 700 kilos de hachís y el arresto de los dos narcos que iban dentro se ha producido en esta ocasión en San Roque, una de las poblaciones que conforman en Campo de Gibraltar. Se trata de una de las localidades donde tradicionalmente han operado los traficantes de droga, pues no solo se limitan a alijar en La Línea de la Concepción o Algeciras.


Los agentes se pusieron en marcha al ver como se acababa de cargar el coche desde una narcolancha





El servicio policial se puso en marcha cuando durante un dispositivo de vigilancia del instituto armado se descubrió como se estaba cargando el vehículo con los fardos desde una narcolancha que, a buen seguro, procedía de Marruecos. El paraje se conoce como Urca, en el termino municipal de San Roque.





Los traficantes al sentirse descubiertos trataron de huir en dirección a Algeciras por la N-340, que suele registrar altos índices de densidad de tráfico en muchas franjas horarias del día.







Source link