Decomisadas 14 toneladas de piñas en el Parc Montnegre-Corredor


Mossos d’Esquadra de la Unidad Regional de Medio Ambiente de la Región Policial Metropolitana Norte, con la colaboración de los Guardas Forestales del Parc del Montnegre i el Corredor de la Diputació de Barcelona, decomisaron el día 21 de octubre 14 toneladas de piñas de pino destinadas a la obtención de piñones y denunciaron dos personas por haberlas recogido infringiendo la normativa vigente.

Entre los días 20 y 21 se montó un dispositivo conjunto para controlar la recolección furtiva de piñas. Durante las vigilancias se detectó que unas furgonetas llevaban a primera hora de la mañana personas que recolectaban las piñas y por la tarde las volvían a buscar junto con las piñas cosechadas. En una jornada podían cosechar hasta unos 500 kilos de piñas. Las gestiones de investigación realizadas permitieron constatar que las piñas eran almacenadas en unas naves de la zona de Sant Celoni.





Una empresa de Sant Celoni almacenaba piñas recogidas furtivamente del Parc del Montnegre
Una empresa de Sant Celoni almacenaba piñas recogidas furtivamente del Parc del Montnegre
(MM.EE.)

Finalmente, el día 21 se hizo una entrada y registro en el lugar donde guardaban las piñas y se encontraron 14 toneladas de piñas recogidas fuera del periodo habilitado. El valor en el mercado de las piñas y los piñones extraídos habría llegado a unos 50.000 euros. Las piñas se han depositado en una empresa colaboradora con la administración. Los infractores intentaban acumular el máximo de piñas, anticipándose al resto de recolectores que trabajan dentro de la legalidad, dado que en los últimos años ha disminuido la producción.

En Catalunya la recogida de piñas está permitida dentro de un período que va del 1 de noviembre al 15 de mayo. Para la recogida y el comercio de la piña de pino piñonero es indispensable la posesión de una licencia y la autorización del propietario del terreno. Además, sólo se pueden cosechar las piñas que están maduras y, es obligatorio dejar un mínimo de cinco piñas en el árbol para permitir su regeneración natural. No cumplir con esta normativa pone en riesgo la producción de piñas del año siguiente y conlleva una infracción administrativa.







Source link