Denuncian que cremaron un cadáver equivocado en un hospital, y abrieron una investigación



La familia de un hombre de 76 años que murió en un hospital del partido bonaerense de San Fernando, tras permanecer internado sin visitas por prevención para evitar contagiarse de coronavirus, denunciaron que el cadáver cremado es de otra persona. 

Domingo Contreras ingresó por una insuficiencia renal al Hospital Provincial Petrona V. de Cordero de San Fernando a principios de agosto. Estuvo internado y falleció el 14 de este mes, publicó el diario Clarín.

Cuando los familiares se presentaron en la morgue para reconocer el cuerpo, se encontraron con los restos de otro hombre, según su versión, por lo que siguen denunciando que no saben dónde está Contreras.

Qué dice la familia

Lo que habría sucedido, de acuerdo con ellos y que confirman fuentes sanitarias de San Fernando, fue un error en la identificación de otro cuerpo: el de Rodolfo Chávez (89), quien murió tras haber estado internado desde el 1° de agosto con un cuadro crítico de coronavirus. 

Chávez debía ser cremado por protocolo (al haber estado infectado de Covid-19), pero como sus restos todavía están en la morgue del Cordero, las familias de ambos sospechan que Contreras habría sido el fallecido que cremaron.

«El director del hospital explicó que lo que habría pasado es que mi marido murió el 3 de agosto y vino la familia del otro hombre y lo reconocieron como su padre. ¿Y dónde está mi marido?», apuntó la mujer de Domingo en una entrevista con el noticiero Telenueve.

«Le entregaron a la otra familia el cuerpo equivocado y encima lo cremaron…así que ahora no hay manera de saber qué pasó con mi tío», agregó la sobrina del fallecido.

Según la joven, cuando se acercaron a reconocer el cuerpo, vieron que no se trataba de su tío, ya que no tenía sus tatuajes característicos en los brazos y el pecho.

Ante la posibilidad de que se tratara de un error en la identificación de datos de las dos personas, la Dirección Ejecutiva del Cordero informó en un comunicado que comenzaron una investigación interna (las actuaciones pre sumariales) para atribuir las responsabilidades respecto a lo ocurrido y que «se han puesto a disposición de la Justicia interviniente».

«Se ha tomado contacto personal con ambas familias, poniendo a disposición todo elemento que consideren necesario para brindar luz a esta situación, así como el correspondiente apoyo psicológico en caso de que consideren requerirlo», informaron a través de un informe, aunque en el Cordero y en la Dirección de Hospitales de la Provincia dijeron a Clarín que no estaban autorizados a responder más preguntas.

Lo que dice la otra familia

En lo que respecta a la familia de Rodolfo Chávez, los habían contactado para informarles del deceso y para que se presentaran en la morgue el 4 de agosto. Fue su hijo, reconoció el rostro del padre y, al tratarse de un paciente con Covid-19, le informaron que debían cremarlo por protocolo.

Sin embargo, las autoridades hospitalarias lo volvieron a convocar cuando la familia Contreras denunció la equivocación a los pocos días.

«Teníamos la urna con las cenizas de mi padre en casa, pero luego mi hermano me llamó para decirme que sus restos todavía estaban en la morgue. Y me dijo que vio a la misma persona que aquel 4 de agosto», explicó la hija de Rodolfo Chávez a Canal 9, quien ratificó que no pueden entregar la urna hasta que un fiscal lo ordene.





Source link