Denuncian que el supuesto asesino de la jubilada se sacó fotos con los billetes que le robó y las subió a Facebook



Los hijos de Roxana Gómez, la jubilada de 80 años asesinada en su casa incendiada de José C. Paz, aseguraron hoy que el joven detenido como presunto autor del crimen se fotografió en Facebook con los billetes que le robó a la víctima y que escapó de la escena del crimen con el pan que la anciana le había comprado para que desayune.

“Es un asesino”, dijo esta mañana Dardo al canal Telefé, al referirse a Brandon Galeano, alias “Titi”, el sospechoso detenido en las últimas horas que trabajó en la casa de víctima.

“La confianza que le dio mi mamá a este chico no se la daba a nadie, vivía enrejada”, señaló Dardo, quien agregó que ayer, el día del hecho, “ya vino con la intención de asesinarla porque vino con un bidón de nafta”.

El hijo de Gómez contó que a las 9.30 su mamá le abrió la puerta y que “a las 11.30 ya empezó el incendio”.

“Fue esta persona que primero la mató a golpes y después la prende fuego, boca abajo mi mamá, defendiéndose”, relató Dardo en llanto, tras lo cual aseguró que su madre terminó “con el 80 por ciento del cuerpo quemado” y que “todo fue por robarle una jubilación que había cobrado un día antes”.

“Y después en el Facebook, se sacó fotos con todos los billetes que le robó a mi mamá. Es una locura todo esto, yo no lo puedo creer”, denunció.

Otro de los hijos de la víctima, Mario, agregó: “Nosotros no podemos caer en lo que sucedió con mi mamá. Ella era muy reservada, no admitía a nadie en su casa. Le franqueó la puerta a este pibe y lamentablemente pasó lo que pasó. La pobre vieja no merecía haber terminado como terminó”.

Juana, la hija menor, confirmó que Galeano, el presunto asesino detenido, “es nieto de un primo hermano” de su madre y que “ella, teniéndole lástima, le dio una changuita, le dio la confianza”.

La hija, que vive a pocos metros, contó que ayer, cuando le avisaron que había un incendio en la casa de su madre, se cruzó en la esquina con Galeano sin sospechar que él estuviera relacionado a lo sucedido.

“Cuando salgo corriendo, el delincuente estaba en la esquina queriéndome agarrar. Se llevó hasta el pan que mi mamá le había comprado para que desayunara”, denunció.





Source link