Denuncian que los niños del falso omeprazol vuelven a tener vello



La representación legal de algunos de los niños a los que se suministró por error minoxidil, un crecepelo, en lugar de omeprazol, para tratar el reflujo que padecían, ha denunciado en el Juzgado de Torrelavega (Cantabria) que a la mayoría les está rebrotando el vello corporal.

En Cantabria fueron una decena los niños que desarrollaron síntomas tras el suministro por error de minoxidil en lugar de omeprazol en una fórmula magistral que les fue prescrita por el reflujo que sufrían.

Los datos del Ministerio de Sanidad apuntaban a que había una veintena de casos y no solo en Cantabria, sino también en Andalucía y la Comunidad Valenciana.





Fue a finales de julio del pasado año cuando se conoció que algunas familias de bebés afectados a los que se suministró por error minoxidil presentaron una denuncia penal en el Juzgado, con la asistencia del letrado Javier Díaz Aparicio.

El asunto recayó en el Juzgado de Instrucción número 4 de Torrelavega, que está investigando la causa, en paralelo con otro de Málaga.

Las diligencias se abrieron en verano de 2019 sin que haya habido avances sustanciales.

De hecho, desde marzo está pendiente un recurso frente a la inhibición a favor del Juzgado de Málaga por parte del de Torrelavega, en verano se han repetido, por la falta de respuesta, peticiones de prueba solicitadas dos meses antes, y también, por parte de la representación de los afectados, se ha solicitado impulso procesal y se ha denunciado dilaciones.

La denuncia penal se dirigía contra un laboratorio y empresas importadoras y distribuidoras de medicamentos por fabricar, distribuir y vender un producto crecepelo que se les suministró por error a estos menores.

También se denunció a dos farmacias de Cantabria, aunque los titulares de estos establecimientos quedaron exculpados por la juez instructora.


Examen forense





Al tomar minoxidil, los menores afectados desarrollaron hipertricosis, aparición de vello por el cuerpo, por lo que recibieron atención con un protocolo, revisiones y un seguimiento.

En Cantabria a los menores se les sometió a un protocolo con un trabajo coordinado entre los pediatras de atención primaria, cardiología infantil, dermatología y los servicios de análisis clínicos, según informó hace un año la Consejería de Sanidad.





Ahora el Juzgado de Torrelavega ha recibido un escrito, al que ha tenido acceso Efe, en el que la representación legal de parte de los afectados advierte de que «a la mayoría de los niños» les está «rebrotando» el vello corporal.

En el escrito se pide que el médico forense intervenga y examine a los menores para que certifique esa circunstancia y emita un informe sobre la existencia de esos rebrotes.







Source link