Denuncian un chalet del distrito de Salamanca que ejercía como prostíbulo



La Policía Municipal de Madrid ha denunciado a los propietarios de un chalet en el distrito de Salamanca donde se llevaba a cabo la prostitución y había 14 personas en su interior incumpliendo las medidas del coronavirus, según informan a Efe fuentes policiales.

La intervención policial se realizó el pasado 5 de noviembre cuando un vecino de la zona llamó a la policía denunciando que había una fiesta en ese inmueble con mujeres que ejercían la prostitución, drogas y mucho ruido.

Los responsable de la fiesta invitaron a acceder al interior a los agentes municipales. En un primer momento dijeron que allí se celebraban encuentros sexuales entre amigos pero posteriormente reconocieron que las relaciones se mantenían a cambio de un importe económico.





Los agentes encontraron a 14 personas repartidas en las 9 habitaciones de la vivienda que tenían lavabos y duchas. También había un sótano.

Estas personas fueron todas denunciadas por incumplir las restricciones del coronavirus.

Todas las estancias del chalet estaban ambientadas con luces tenues y con carteles donde se promocionaba la actividad que ejercían. Las propias trabajadoras eran las que alquilaban las habitaciones para prestar sus servicios.

Los policías municipales realizaron un informe que se elevará al órgano competente quien será el encargado de dilucidar las responsabilidades.


Este suceso no es un caso aislado ya que, según apunta en Abc la directora de la Asociación para la Prevención, Reinserción y Atención a la Mujer Prostituida (Apramp), Rocío Mora, “Ha habido un aumento exponencial de los lugares que llamamos invisibles”. Esta práctica, prosigue Mora, “no es de hoy, sino de hace 15 años, pero con el estado de alarma y el control perimetral las mafias buscan otras vías. Como no está penalizado el proxenetismo locativo la Policía no puede entrar en los inmuebles”.

El distrito de Arganzuela es uno de los que más casos ha denunciado. Los vecinos han alertado a la Policía de la necesidad de incrementar el acoso policial ya que, “por cada uno que se cierra se abren dos a los pocos días”, señalan los vecinos.





Agrupados en la plataforma contra los pisos de prostitución en Madrid, los vecinos han realizado varias protestas frente a la sede de la Junta del Distrito de Arganzuela solicitando la acción inmediata del Ayuntamiento para paralizar este tipo de actividades.


Los agentes encontraron a 14 personas repartidas en las 9 habitaciones de la vivienda














Source link