Desalojadas cerca de 1.000 personas en fiestas ilegales en España






Las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado han intervenido este fin de semana en más de 20 fiestas ilegales detectadas a lo largo de toda España, en las que han sido desalojadas cerca de un millar de personas, por el incumplimiento de las restricciones decretadas por la pandemia de coronavirus. Las denuncias interpuestas tienen que ver por no cumplir en su mayoría medidas como el toque de queda, el no llevar mascarilla o por no respetar la distancia de seguridad.

Cataluña ha sido la comunidad donde más denuncias se han interpuesto por la celebración de fiestas y botellones ilegales. En concreto, los Mossos d’Esquadra han denunciado a un total de 105 personas en una fiesta celebrada la noche del sábado en una masía de la localidad de Viver i Serrateix (Barcelona), en la que dos personas han sido también detenidas por tráfico de drogas.

Pero ésta no ha sido la única fiesta detectada en esta región. El sábado unas 400 personas fueron desalojadas por la Guardia Urbana en diferentes puntos y locales de Barcelona, actuaciones en las que se han tramitado 80 denuncias. 

Así, la Policía Local desalojó a unas 150 personas de los jardines de las Tres Xemeneis, en el Paral.lel, de las que se denunciaron a 22 por incumplimiento de la normativa anti-COVID. Y en el paseo del Born, los agentes desalojaron a otro centenar de personas congregadas en diversos grupos, mientras que en la plaza dels Àngels disolvió a unas 80 y a 54 más en un bar musical de Ciutat Vella.

Fiestas ilegales en Madrid

También en Madrid, la Policía Municipal ha intervenido, durante este fin de semana, en un total de 355 fiestas o reuniones ilegales por incumplimientos de la normativa COVID (61 viernes, 147 sábado y 147 el domingo – y 12 en total en pisos turísticos). En algunas de ellas había un número de personas superior al permitido y no se hacía uso de la mascarilla ni se cumplían otras medidas de seguridad.

En el distrito de Tetuán, el viernes se desalojó un local con 25 menores en su interior, que estaban celebrando una fiesta de cumpleaños. Se interpusieron denuncias por no usar la mascarilla y por no guardar la distancia de seguridad. También el viernes en el distrito centro, se desalojó una fiesta en un piso turístico en la que fueron denunciadas 31 personas.

El sábado, en San Blas, se desalojó una fiesta en un local con ocho personas en su interior. Y en Puente de Vallecas, se desalojó otra fiesta en un domicilio particular, donde habia ocho personas no convivientes, de los que tres fueron deteidas por resistencia y agresión a los agentes. 

En Chamartín, una discoteca fue desalojada el sábado, en la que había 123 peronas que no usaban la mascarilla. Asimismo el sábado, en Fuencarral, fueron detenidas 19 personas en una fiesta en un local, ante la reiterada negativa a la apertura de la puerta de acceso a los agentes, así como amenazas.

Fiestas ilegales en otras regiones

En Fuerteventura, la Guardia Civil desalojó entre la noche del viernes y la madrugada del sábado nueve fiestas, una de ellas, la de mayor aforo, con 84 turistas en una vivienda vacacional de Corralejo, en el municipio de La Oliva, donde se celebraron la mayoría. 

En el caso de la fiesta de mayor aforo, los agentes, denunciaron a los 84 asistentes por no usar mascarillas, superar el aforo y no respetar el horario del toque de queda. Las otras ocho fiestas que fueron desalojadas reunían a grupos de hasta diez personas, a las que también se denunció ante la autoridad competente.

En Andalucía, la Policía Nacional desalojó la madrugada del sábado una fiesta con 57 personas que se estaba celebrando a puerta cerrada en un pub de la calle Cromo de Sevilla. Los agentes de la brigada de seguridad ciudadana comprobaron que había un grupo de personas consumiendo bebidas alcohólicas y sustancias estupefacientes y sin llevar mascarillas.

En Avilés (Asturias), un hombre fue detenido por resistencia a los agentes que intervinieron en la celebración de una fiesta de cumpleaños en un bajo comercial de la localidad, en la que participaban otras once personas.

También resultó detenido un joven de 18 años tras presuntamente increpar, insultar y agredir a alguno de los agentes en un botellón en Legazpi (Gipuzkoa), en el que fueron disueltas otras 30 personas. 

En Bizkaia, un centenar de personas fueron descubiertas la noche del sábado en Ermua haciendo también botellón y sin mantener las medidas sanitarias, varias de las cuales arrojaron bengalas contra los agentes municipales que se personaron en el lugar y que abrieron diligencias contra una por entorpecer su labor.

Asimismo, se impusieron otras 16 sanciones contra jóvenes que estaban haciendo una fiesta en un piso de Bilbao, y seis más a unos jóvenes que hicieron un botellón en el parque de Artxanda y que huyeron al llegar las patrullas.

En León, la Policía Local sancionó el sábado al propietario de un pub de la zona centro por varios incumplimientos de la normativa contra la COVID-19. Los agentes acudieron al local a las 21:00 horas y comprobaron que las personas que se encontraban en su interior superaban el aforo establecido, con 80 cuando había autorización para 54, y además se encontraban consumiendo de pie, bailando sin mascarilla y sin mantener distancia de seguridad.

En un inmueble de esta ciudad, en el barrio Húmedo, la Policía Local interpuso un total de 29 denuncias por incumplir la normativa de prevención de la COVID de concentración de personas y una denuncia por desobediencia.

Finalmente, en Navarra, la Policía Foral ha interpuesto varias denuncias en varios municipios como Pamplona, Oricais, Añorbe, Lodosa, Tafalla, Etxauri, Cizur Menor o Elizondo. En el caso de Pamplona, la Policía Municipal ha denunciado este fin de semana a 22 personas por participar en dos fiestas en pisos del barrio de Iturrama. 



Source link