Desmantelada una red que se dedicaba a la regularización fraudulenta de inmigrantes marroquíes



La Policía Nacional ha detenido en Motril (Granada) a 15 personas de origen marroquí, de las que cuatro ya han ingresado en prisión por pertenecer a una supuesta organización que se dedicaba a la regularización fraudulenta de ciudadanos marroquíes.

La organización en muchos casos facilitaba la inmigración ilegal mediante empadronamientos falsos o facilitando el paso fraudulento de fronteras tras la compra de documentaciones de identidad pertenecientes a otras personas de características similares para que pudieran pasar sin impedimentos.


Las investigaciones se iniciaron en febrero





Según han informado fuentes de la Policía Nacional, las investigaciones se iniciaron en febrero cuando localizaron una vivienda situada en la zona sur de Motril en la que se estaba llevando a cabo la inscripción de ciudadanos extranjeros en el padrón municipal a cambio de cierta cantidad de dinero





En este inmueble llegaron a estar inscritas en el padrón municipal , de forma simultanea, catorce personas de nacionalidad marroquí.

Entre las diversas actividades ilícitas que venían desarrollando se encuentra la supuesta compra de documentos a ciudadanos marroquíes regularizados, los cuales habían previamente denunciado por pérdida o sustracción, y que posteriormente eran entregados a personas con características físicas similares para que pudieran usurpar su identidad para poder traspasar la frontera sin problemas.


Falsas denuncias de violencia de género





De igual forma se detectó la realización de falsas denuncias de violencia de género para el posterior cobro de ayudas por tales hechos. Y el ofrecer a mujeres un beneficio económico para inscribirse como parejas de hecho con ciudadanos que se habrían introducido en España de forma ilegal y de esa forma poder adquirir las certificaciones de residencia en España.

Entre los detenidos se encuentra la cúpula de la organización, que estaba formada por dos hombres y dos mujeres, que habrían obtenido beneficios económicos que podrían llegar hasta los 10.000 euros en función del trámite que hubieran realizado.

En la operación policial, denominada Karma-Vidar y que continúa abierta porque podría tener ramificaciones en otros países del entorno, se han realizado dos registros domiciliarios, deteniendo a 15 personas de las que la autoridad judicial ha decretado el ingreso en prisión de cuatro.







Source link

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.