Detenido un masajista acusado de abusar sexualmente de sus pacientes en Canet de Mar



Los Mossos d’Esquadra han detenido a un masajista de Canet de Mar, en la comarca barcelonesa del Maresme, acusado de abusar sexualmente de sus pacientes.

La Unidad de Investigación de los Mossos d’Esquadra de Mataró detuvo al hombre, de 47 años, el pasado jueves y, tras declarar ante el juzgado número 3 de Mataró, ha quedado en libertad con cargos y medidas cautelares. Además, el juez le ha impuesto una fianza de 20.000 euros y se tiene que presentar cada quince días en los juzgados.

Según los investigadores, el hombre llevaría varios años actuando del mismo modo y hay, al menos, identificadas una docena de víctimas.






La denuncia

Doce mujeres han querido visibilizar su testimonio en una cuenta de Instagram





Las víctimas, desde el pasado 11 de octubre, han querido visibilizar las experiencias vividas y lo han hecho a través de un
perfil de Instagram
, donde, mediante el testimonio personal, relatan algunas de las experiencias vividas.

La pacientes, en su mayoría chicas jóvenes, coinciden en muchos de sus testimonios, que ocurrieron hace varios años y que, por lo general, siguen el mismo modus operandi.






Además, en la misma cuenta de Instagram recaudan fondos “para cubrir los gastos jurídicos” y de “acompañamiento psicológico en el proceso de tomar acciones legales” contra el presunto acusado.

La campaña de “Autodefensa Canet” pretende visibilizar los presuntos abusos cometidos por el masajista, puesto que informan que “han sido más de 20 años abusando y/o agrediendo a niñas y mujeres, tanto menores como mayores de edad, a través de su profesión: masajista”.

Uno de los objetivos es que “no haya más víctimas” y por ello se han unido narrando las propias experiencias vividas en dicho perfil de Instagram.


Los testimonios

Las víctimas coinciden en que el masajista solía seguir el mismo modus operandi










Destacan testimonios que cuentan que el masajista les recibió “con luz tenue, incienso y música, así como con una colchoneta en el suelo”.

Algunas, además, explican como llegaron a contarlo a sus familiares, quienes respondían que se trataban de “tonterías”, ya que todo el mundo en Canet de Mar conocía “la broma de como es él”.

Excusándose con los masajes, muchas víctimas cuentan que les pedía que se quedaran en ropa interior y entonces las “comenzaba a tocar” por todo el cuerpo, incluso en alguna ocasión en la zona genital.









Source link