El avión A400M pone a prueba su capacidad para repostar en vuelo a un F-18



Una de las últimas novedades en el desarrollo del A400M ha sido su prueba como plataforma de repostaje en pleno vuelo para otras aeronaves. Según indican fuentes militares, el test tuvo lugar el pasado mes de mayo.

En concreto, el A400M –desarrollado como avión de transporte- realizó un repostaje en vuelo a un F-18 español. Pese a que no está específicamente diseñado para estas labores, la aeronave de Airbus tiene la capacidad para portar un depósito de combustible en la bodega.

Este depósito se une a dos soportes subalares –‘drogue pods’- que pueden instalarse cuando se necesite. Las pruebas se realizan con una manguera conectada directamente al depósito, de fácil montaje y desmontaje –menos de dos horas para pasar de modalidad de transporte a tanquero-.

Por sus características, el A400M puede proporcionar un flujo de combustible de hasta 1.500 litros por minuto. En caso de que se realice con una manguera central conectada directamente al depósito, el flujo asciende hasta los 2.250 litros por minuto.

Además, el A400M –según las especificaciones del fabricante- es el único avión capaz de repostar a cualquier aeronave, ya sean helicópteros a baja velocidad y altura, o cazas y aviones grandes –incluido otro A400M- a gran altura y velocidad.

Actualmente, para estos cometidos el Ejército del Aire español dispone de dos Boeing 707. Por tanto, las fuentes militares consultadas aseguran que en ningún caso los A400M sustituirán como tanqueros a los 707 más allá de aquellas situaciones en que puedan necesitarse estas capacidades por urgencia.

España adquirió el compromiso de comprar 27 de estos aviones, aunque finalmente Defensa decidió rebajar el número hasta 13. El resto de aparatos se deben pagar, pero están a disposición de Airbus para su exportación a otros países –el dinero de la venta serviría para rebajar el coste del contrato-.





Source link