El cuerpo de la víctima de El Chule no tenía signos de defensa



La inspección ocular del cuerpo de Paco Doctor Cortés, asesinado presuntamente por Jesús C.B., alias El Chule, en una reyerta en El Pozo del Tío Raimundo en Vallecas en 2019, ha revelado que la víctima no tenía cortes ni heridas, por lo que, según los policías que la llevaron acabo, no pudo defenderse.

La Audiencia Provincial de Madrid ha continuado este jueves con la declaración de la Policía Municipal y Nacional en el juicio contra El Chule y su padre, David C.A, por el altercado ocurrido el 17 de marzo de 2019 en la calle Esteban Carro en la que ambos, integrantes del clan de Los Visita, supuestamente agredieron y mataron a Paco Doctor Cortés e hirieron a otros familiares.






El juicio continuará mañana viernes con la declaración de los familiares de El Chule.





La Fiscalía pide para el joven -de 20 años- un total de 23 años de cárcel por asesinato con alevosía, hecho que El Chule negó el pasado martes en su declaración al explicar que Paco D.C. sí pudo defenderse ya que se encontraba de lado y no de espaldas. Para su padre, acusado también, piden 1.800 euros de multa por tres delitos de lesiones leves durante la pelea.

El instructor de homicidios encargado de asistir a la zona del crimen ha declarado en el juicio que, nada más llegar, montaron un hospital campaña donde la forense pudo realizar una inspección ocular para determinar que la causa de la muerte fue una puñalada detrás de la oreja, lo que provocó la sección de la vena carótida. “No tenía ninguna herida de poder haberse defendido, y tampoco contusiones” ha relatado el instructor que ha explicado que, una vez inspeccionaron el cuerpo, pasaron a examinar la zona.



No tenía ninguna herida de poder haberse defendido, y tampoco contusiones”



Varios testigos presentes durante el tumulto aseguraron que el agresor había huido, por lo que la Policía Municipal acudió a su domicilio. En él encontraron palos de escoba doblados, instrumentos que según la Fiscalía, fueron utilizados durante la pelea, algo que tanto El Chule como su padre negaron en sus declaraciones.

Además, en la vivienda encontraron su pasaporte y varias fotografías del agresor, así como globos de cumpleaños con el número veinte, lo que probó, junto con su empadronamiento, que el joven vivía allí. Tras mostrarles los agentes las imágenes a varios familiares de la víctima, todos lo identificaron “perfectamente”.






Varios testigos presentes durante el tumulto aseguraron que el agresor había huido, por lo que la Policía Municipal acudió a su domicilio





Por otro lado, los agentes de la Policía Municipal han explicado que acudieron al lugar de los hechos “en apenas dos minutos” con apoyo de la Policía Nacional. “Había muchísimas personas, todas muy nerviosas. Había un gran revuelo y caos”, han declarado. Asimismo, ha relatado que escuchó cómo una familiar del clan de Los Visita gritaba al otro bando que “se lo merecían”.

A la salida de la Audiencia Provincial, el padre de El Chule, ha explicado a EFE que cada vez que ve a su hijo sentado en el banquillo “se echa a llorar” y que hoy, “gracias a la simpatía” de los dos agentes que le custodiaban, ha podido abrazarle después de muchos meses.

El 17 de marzo de 2019 la familia de Paco Doctor Cortés bajó a pasear a cuatro perros, y una mujer de la familia de los acusados le recriminó que no había recogido las deposiciones del animal, por lo que, tras una disputa, unas veinte personas del clan de Los Visita bajaron a increpar a la familia de Paco. Según la Fiscalía, El Chule regresó a su casa a por un cuchillo de cocina, arma con el que atacó por la espalda a Paco, causándole la muerte. El juicio continuará mañana viernes con la declaración de los familiares de El Chule.







Source link