El derrumbe del edificio en Miami deja 16 muertos






La cifra de fallecidos tras el derrumbe de un edificio de apartamentos de 12 plantas en Surfside (Miami-Dade) se ha elevado este miércoles a 18 personas, según ha señalado el alcalde de la ciudad. Los últimos cuerpos recuperados son los de dos niños de 4 y 10 años, anunciaron las autoridades. De esta forma, la cifra de desaparecidos ya está en 145, puesto que no se ha podido celebrar el descubrimiento de ningún superviviente una semana después del accidente.

El alcalde de Surfside, Charles Burkett, ha sentido «frustración» y «rabia» entre los familiares que esperan que se produzca el milagro de hallar con vida a los suyos, debido a los escasos resultados de la búsqueda a pesar del gran despliegue de medios humanos y materiales.

«Son suficientes y tenemos a los mejores del mundo», había dicho por la mañana la alcaldesa de Miami-Dade, Daniella Levine Cava, quien agradeció el anuncio del presidente de EE.UU., Joe Biden, de que piensa visitar el lugar del derrumbe el jueves.

La alcaldesa de Miami-Dade ha anunciado que la Fiscalía del sur de Florida quiere que un gran jurado investigue la tragedia y dio su apoyo a la iniciativa. Las personas localizadas son 125 tras una revisión de las cifras que se obtienen de distintas fuentes, señaló Levine Cava.

Una búsqueda accidentada

El jefe de los bomberos de Miami-Dade, Alan Cominsky, ha hecho hincapié en la dificultad y el riesgo del trabajo de búsqueda y en el gran esfuerzo realizado por los trabajadores, entre los que hay equipos de otros estados de EE.UU. y de México e Israel.

Según dijo, se está revisando «capa por capa» de la montaña de escombros sin descanso desde hace siete días. En total se ha removido con ayuda de maquinaria pesada 1,3 millones de kilos de escombros.

En estos siete días las labores de rescate se vieron dificultadas por un incendio que se declaró en la parte baja de la pila de escombros y generó un humo espeso y potencialmente tóxico, además de por lluvias y tormentas con aparato eléctrico. Según el alcalde de Surfside, otra preocupación para los trabajadores es que están empezando a caer cascotes de la parte del edificio siniestrado que aún está en pie.

«De la noche a la mañana se cayeron algunas cosas del edificio que todavía está en pie. Y eso va a tener que ser abordado. Entiendo por mis discusiones de los últimos días que (…) tendrán que quitar esas piezas para que sea seguro para los trabajadores bajar allí», dijo Burkett a los medios antes de una rueda de prensa.

Para controlar el incendio hubo que hacer un gran cortafuegos en mitad de la montaña, lo que además ha permitido a los encargados del rescate llegar a zonas y ángulos que antes no podían alcanzar.

La Fiscalía comienza a trabajar

Antes de solicitar a un gran jurado su intervención en el caso, la Fiscalía del condado Miami-Dade ya ha comenzado a trabajar sobre el terreno. «La mañana en que ocurrió este trágico evento, envié fiscales al lugar del desastre para colaborar con los ingenieros y otros investigadores», ha señalado la fiscal estatal Katherine Fernández-Rundle en un comunicado.

«Planeo solicitar que nuestro Gran Jurado analice las medidas que podemos tomar para proteger a nuestros residentes sin poner en peligro ninguna seguridad científica, pública o potenciales investigaciones criminales», ha explicado la fiscal.

«Sé, tras hablar personalmente con ingenieros del Instituto Nacional de Estándares y Tecnología, que la investigación para determinar exactamente cómo y por qué se derrumbó el edificio llevará mucho tiempo«, ha afirmado Fernández-Rundle.

Ha explicado que se trata de un «trabajo minucioso y complicado» y que no hará nada que «ponga en peligro los hallazgos de la investigación que, con suerte, evitará que sucedan futuras tragedias como esta«.



Source link