El desmadre nocturno pone en jaque a la policía en Granada



Dura resaca de domingo para la Policía Local de Granada tras una madrugada en la que ha practicado más de 90 denuncias por diversos motivos. Principalmente por ruidos en pisos por fiestas, botellón en la calle, no usar la mascarilla, dos detenciones por supuestos casos de violencia de género y aperturas ilegales de establecimientos como la de una discoteca que tuvo que ser desalojada con 60 personas en su interior incumpliendo las restricciones de la Junta de Andalucía por el coronavirus.

Según concreta la Policía en un informe, durante toda la noche recibieron más de 350 llamadas que se tradujeron en más de 120 actuaciones prestadas por las patrullas de servicio nocturno. La mayor parte de ellas denunciaban molestias generadas por ruidos en viviendas por fiestas (80) o por ruidos en la vía pública, debido a la multitud de personas que se encontraban por las distintas calles de la ciudad.





Como resultado de las actuaciones policiales, fueron más de 90 las denuncias, entre ellas, 25 por ruidos en pisos por fiestas, 23 por consumo de alcohol en la vía pública, ocho por no hacer uso de la mascarilla y otras por infracciones como tenencia de sustancias estupefacientes o infracciones de tráfico.

También hubo dos denuncias por ocupación de vía pública con terraza sobrepasando el horario permitido, otra a un pub que igualmente superaba el horario de cierre y la última a un bazar por venta de alcohol más allá de las 22,00 horas.

Además de las actuaciones anteriores, se disolvió una concentración numerosa de personas en la calle Ganivet sobre la 1,00 horas coincidiendo con el cierre de los establecimientos.

A todo ello hubo que sumar la detención de dos individuos por sendos presuntos delitos de violencia de género, uno de ellos producido en la vía pública en la calle Pedro Antonio de Alarcón, y en el segundo caso, en un domicilio en la zona centro.


Ante semejante número de incidencias, el delegado del Gobierno andaluz en Granada, Pablo García, ha apelado a la responsabilidad social, especialmente de los más jóvenes, ante un momento crítico por el ascenso de contagios al que la Junta podría hacer frente desde el próximo martes con medidas restrictivas “de mayor calado”.





En un comunicado, García ha hecho este domingo un “serio llamamiento” a la población granadina, con especial incidencia en el sector más joven de la sociedad, y ha pedido que se respeten las normas básicas de seguridad y salud para tratar de frenar el aumento de los contagios repetido en esta capital andaluza durante los últimos días.

El delegado del Gobierno andaluz en Granada ha reaccionado así ante imágenes de esta madrugada que muestran a jóvenes concentrados en la céntrica calle Ganivet y que forzaron la actuación policial. García ha calificado de intolerable ese tipo de comportamiento y ha considerado que demuestran dos fallos fundamentales: Que la juventud no sea consciente de la transcendencia de esas conductas y que las autoridades no estén colaborando de forma “contundente y eficaz” para tratar de frenar conductas similares.

García ha agradecido la disposición de la Policía Local y de la Policía Nacional en su dispositivo para este puente, y ha pedido más implicación a la Subdelegación del Gobierno, administración a la que ha reclamado más patrullas de Policía Nacional.

El delegado del Gobierno andaluz ha pedido también un plan coordinado y conjunto con Policía Local para prevenir y controlar estas aglomeraciones en puntos conflictivos y zonas de ocio y garantizar el cumplimiento de las normas.





Ha subrayado además que Granada se enfrenta en la próximas 24 o 48 horas “al reto más importante de los últimos meses”. ”Es muy probable que tengamos que adoptar medidas sanitarias de mayor calado el próximo martes”, ha adelantado García, quien ha recordado que un comité especializado evalúa minuto a minuto la incidencia del virus por las tasas de contagio de la ciudad y la ocupación de las UCI. ”Entre todos debemos unir esfuerzos y luchar para atajar esta situación”, ha resumido García, quien ha exigido responsabilidad para que la situación no suponga un peligro mayor.


La Junta medita adoptar “medidas sanitarias de mayor calado”














Source link