El edificio siniestrado en Miami-Dade se demolerá en las próximas horas ante la amenaza del huracán Elsa






La demolición de lo queda del edificio Champlain Towers South, en Miami-Dade, parte del cual se vino abajo el 24 de junio con un resultado provisional de 24 muertos, tendrá lugar este domingo, a partir de las 22.00 horas locales (03.00 GMT del lunes), según han señalado las autoridades del condado del sur de Florida en una rueda de prensa vespertina.

La demolición se ha hecho necesaria para evitar que la estructura aún en pie, que está inestable, sea derribada de manera descontrolada por las lluvias y vientos asociados a la tormenta tropical Elsa, que tras pasar por Cuba se espera que llegue a los Cayos de Florida el lunes y después se dirija a la costa oeste del estado.

«La demolición de Champlain Towers South tendrá lugar esta noche entre las 10:00 p.m. y 3:00 a.m. Instamos a los residentes que viven en la Zona de Refugio en Lugar – entre 86th St y 89th St y Abbott Ave y la costa – que permanezcan en el interior de sus casas de inmediato», ha indicado el departamento de Policía de Miami-Dade en Twitter

El ala que quedó en pie de Champlain Towers South, un edificio de 40 años de antigüedad y con 12 plantas, será derribada con un método llamado «Energetic Felling» por especialistas de dos compañías contratadas para ello.

Desde anoche se han ido colocando explosivos en pequeños orificios perforados en el hormigón armado del edificio en lugares estratégicos para acometer la demolición.

Se continuará con la búsqueda de víctimas tras la demolición 

Según la alcaldesa de Miami Dade, Daniella Levine Cava, en cuanto sea seguro, después de la demolición, se reanudará la búsqueda de víctimas del derrumbe, que se suspendió este sábado para preparar el lugar para la demolición.

De momento hay 121 personas del edificio que no han sido localizadas después del derrumbe.

Según Daniella Levine Cava, una vez que sea demolido el edificio los rescatistas podrán acceder a zonas del garaje donde hasta ahora no se podía por miedo a otro derrumbe. En la zona del edificio se ha habilitado un refugio para quienes estar allí durante la demolición.

Los que se queden en casa deberán cerrar ventanas y puertas y tapar todas las posibles entradas de aire y no podrán salir a las calles hasta pasadas unas horas. 





Source link