el fin de los Caballeros Templarios



El viernes 13 siempre se ha considerado un día de mala suerte, desgracia y mal augurio, pero no todos conocen el origen de esta historia. En 13 de octubre del año 1307, el monarca francés Felipe
VI, junto con el Papa Clemente V, decidieron acabar con la Orden de los Caballeros Templarios, que a lo largo de los años habían ganado fama, poder, prestigio y patrimonio.


Jacques de Molay fue quemado vivo en la hoguera, frete a la Catedral de Notre Dame, en 1.314





Tachándolos de herejes, Clemente V acabó cediendo a las pretensiones del Rey francés, ordenando la detención de toda la orden. Los templarios fueron condenados a la hoguera, y su líder, Jacques de Molay, antes de morir, aseguró que Dios acabaría impartiendo justicia contra el rey, su consejero real y el Papa. Tal y cómo asegura la leyenda, ese mismo año, en 1.314, Felipe VI murió tras sufrir un accidente de caza, el Papa por enfermedad y Guillermo de Nogaret, consejero del rey, por envenenamiento.







Source link