El fundador del cártel de Medellín que vive en Alemania se esconde del mundanal ruido


Hasta hace muy poco, si a alguien le hubieran dicho que Carlos Lehder, uno de los dos últimos fundadores del cártel de Medellín todavía con vida –el otro es Jorge Luis Ochoa–, estaría en la actualidad en libertad en Alemania y sin medida cautelar alguna, el receptor pensaría que está escuchando una fantasía. No es así. Lehder, un visionario dentro del tráfico de la cocaína al introducir los aviones en el negocio ilícito, es un hombre completamente libre y alejado del mundanal ruido por decisión propia en un enclave alemán no revelado.

Óscar Arroyave, abogado del fundador del cártel de Medellín Carlos Lehder, con despacho en Miami
Óscar Arroyave, abogado del fundador del cártel de Medellín Carlos Lehder, con despacho en Miami
(LV)






“Ya canceló la factura”, dice Óscar Arroyave, en referencia al cumplimiento de la condena. Arroyave, abogado del exnarcotraficante, hace esta afirmación en conversación telefónica con este diario desde Miami. “El señor Lehder quiere vivir tranquilo, en compañía de su familia y con muchas ganas de conocer a sus nuevo nietos”, explica el letrado.

Carlos Lehder solo ha roto su silencio una vez desde que inaugurara su nueva vida retirada en Alemania y lo hizo a través de un medio colombiano y consistió en una breve entrevista escrita vía WhatsApp. En ella, por razones no demasiado aclaradas, quiso desautorizar a una de sus hijas, Mónica, residente en Colombia, que venía apareciendo en los medios de comunicación como supuesta portavoz de su padre.






El veterano exnarcotraficante desmintió que se encontrara mal de salud y añadió que jamás había autorizado a su hija para conceder entrevista alguna en los medios de comunicación en su nombre y que hasta se lo había prohibido explícitamente. “Pero ella no quiere obedecer”, dijo Lehder a la emisora colombiana Los Juanes Radio.





Lehder, cofundador del cártel de Medellín junto a Pablo Escobar y otros relevantes traficantes, cumplió 33 años de condena en prisiones de Estados Unidos. Fue el primero y casi el único gran traficante colombiano extraditado al país de las barras y estrellas en los años 80. Su detención, muy probablemente, respondió a una traición de Escobar.

Pablo Escobar, líder ya fallecido del cártel de Medellín, con otro de los fundadores del grupo criminal, Carlos Lehder, hoy viviendo en Alemania
Pablo Escobar, líder ya fallecido del cártel de Medellín, con otro de los fundadores del grupo criminal, Carlos Lehder, hoy viviendo en Alemania
(.)

La llegada de Carlos Lehder a Alemania tiene una explicación remota y es el hecho de que es hijo de ciudadano alemán y madre colombiana y conserva la doble nacionalidad. Además, todo parece indicar que este antiguo traficante, nacido en Armenia, departamento del Quindío (Colombia) tiene uno o dos hermanos residiendo en tierras germanas.

“Al quedar en libertad, pudo elegir ir a uno de los dos países de los que tiene nacionalidad, o Colombia o Alemania, y él prefirió Alemania”, explica el abogado Arroyave a La Vanguardia, a propósito del ofrecimiento que le brindó la administración estadounidense al cumplirse la condena. El letrado aclara que Lehder prefirió viajar a Europa que volver a Colombia por una cuestión de calidad de vida, aunque en su país natal no tuviera en esos momentos cargos contra él.






La usencia de cargos contra Lehder en Colombia en el momento de la excarcelación le permitió viajar a Alemania





Esa ausencia de cargos penales, habida en junio y que permitió a Lehder viajar a Alemania –de haberlos tenido hubiera sido entregado a las autoridades colombianas– fue una constatación que levantó ampollas en ciertos ámbitos del país cafetero. Hubo políticos y líderes sociales que se preguntaban cómo alguien que había pertenecido a una de las organizaciones criminales que más daño y dolor habían causado a los colombianos no rendía cuentas ante los tribunales de su país.

En el momento de viajar a Europa no los tenía y por ello pudo hacerlo. Sin embargo, la fiscalía de la República de Colombia podría estar estudiando ahora la interposición de acusaciones contra él después de peticiones como las de la familia del exministro de Justicia Rodrigo Lara Bonilla, asesinado por sicarios del cártel de Medellín en 1984.

El ministro colombiano Rodrigo Lara Bonilla, centro, asesinado por sicarios del cártel de Medellín, en una imagen de archivo
El ministro colombiano Rodrigo Lara Bonilla, centro, asesinado por sicarios del cártel de Medellín, en una imagen de archivo
(WIKIPEDIA)






Lehder siempre pensó que la administración estadounidense le había estafado una rebaja de condena que según él sus entonces letrados habían pactado con la fiscalía si, como hizo, se convertía en testigo principal en el juicio contra el exhombre fuerte de Panamá, Manuel Antonio Noriega. La vista se celebró en Florida en 1992 y al final de todas las sesiones, el militar centroamericano fue condenado a cuatro décadas de cárcel.

Buena parte de la lucha de Lehder desde hace años ha consistido en lograr la rebaja de condena supuestamente pacatada con la fiscalía de Florida y que, según él, nunca fue reconocida.

Manuel Antonio Noriega, dictador panameño y narcotraficante, en cuyo juicio en EEUU Carlos Lehder actuó como testigo de la fiscalía
Manuel Antonio Noriega, dictador panameño y narcotraficante, en cuyo juicio en EEUU Carlos Lehder actuó como testigo de la fiscalía
(LV / Archivo)

Se intentó entonces el traslado a Alemania para que siguiera cumpliendo condena allí merced al tratado internacional de intercambio de prisioneros, suscrito actualmente, entre otros, por los países involucrados en este caso. En ese proceso de petición de traslado, llegó a participar entre 2015 y 2017 el abogado español José García Bergillos.





Sin embargo, y tal y como recuerda Arroyave, el departamento de asuntos penitenciarios de Estados Unidos no accedió a esa vía pero en cambió acabó reconociendo unas rebajas de condena que, según el letrado, debieron haberse aplicado al expediente de su cliente mucho tiempo antes. “Él era un caso atípico, no se los aplicaron. Hicieron una excepción. Finalmente, el Bureau de Prisiones aceptó tal reclamación y lo puso en libertad”, explica el abogado.


Una larga batalla legal que ha durado décadas





El letrado de Lehder, experto legal muy reconocido en casos de extradición internacional y narcotráfico cuenta en su cartera de clientes con nombres del alto perfil penal como Salvatore Mancuso Gomez, Diego Fernando Murillo Bejarano Don Berna, Miguel Ángel Mejía Munera (uno de Los Mellizos) o Edgar Vallejo, alias Beto.

Se produce la paradoja, explica Arroyave, de que “Noriega sí se pudo aprovechar de los cambios legales” en materia de beneficios penitenciario que Lehder no obtuvo hasta después de pasar tres décadas en la cárcel, a pesar de ser el testigo principal en la causa contra el presidente traficante panameño.

Carlos Lehder, en una imagen de archivo en los tiempos de auge del cártel de Medellín
Carlos Lehder, en una imagen de archivo en los tiempos de auge del cártel de Medellín
(Vandeville Eric/ABACA / EFE)






El abogado del que fuera uno de los fundadores del sangriento cártel de Medellín insiste en difinir el estado de su cliente como el de que alguien que “está intentando disfrutar de su familia y de su vida”. Arroyave, siempre ayudado por B., su diligente asistenta paralegal en el bufete, y María del Mar, una de las hijas del recién liberado que sí cuenta con el favor del veterano expresidiario –Lehder tiene 71 años– son las personas que mantienen un contacto fluido desde Estados Unidos con este antiguo miembro del crimen organizado colombiano.

El abogado esquiva muy elegantemente las preguntas acerca de con quién vive ahora mismo Lehder o sobre cuál es su paradero dentro de Alemania. Lo que sí se sabe es que llegó a ese país vía Berlín.



Source link