El Gobierno regularizará la situación de los senegaleses que ayudaron a Samuel






El delegado del Gobierno en Galicia, José Miñones, ha asegurado este martes que la Secretaría de Estado de Migraciones «está trabajando» en regularizar la situación de los dos varones de nacionalidad senegalesa que intentaron ayudar al joven Samuel Luiz durante la pelea en la que fue asesinado en A Coruña.

“Esperamos que se pueda regularizar en breve su situación porque se conoce, a raíz de la investigación de los hechos, que fueron dos de las personas que intermediaron con un papel activo”, ha indicado Miñones en declaraciones a los periodistas.

El secretario de Estado de Migraciones, Jesús Javier Perea, ha explicado que la intención del Ejecutivo es realizar este trámite «en un plazo muy breve». Según ha indicado, actualmente se encuentra a la espera de recibir toda la información pertinente recogida en el atestado policial y otras informaciones relativas a la actuación de estas personas en el suceso.

«Queremos destacar que en situaciones de este tipo en las que se producen comportamientos de humanidad evidentes y de compromiso cívico que van más allá, casi poniendo el peligro la vida propia, es un acto de justicia reconocer que estas personas tuvieron un comportamiento humano digno de ser reconocido con algo tan sencillo como es la documentación de su situación administrativa que les permita trabajar en España», ha apuntado el secretario de Estado en una entrevista a la Cadena SER.

En su intervención ha reconocido que no se ha contactado aún con los dos senegaleses, pero ha destacado que la intención del Gobierno es iniciar esta regularización a través de los resortes que permite el reglamento de la Ley de Extranjería y de la «forma más rápida posible».

Un hecho «extraordinario» y «puntual»

«Son personas que no tienen papeles y es ahí donde queremos actuar, para darles esa posibilidad, que puedan tener permiso de trabajo», ha detallado el delegado, que ha puesto en valor esa actuación «de valentía y ejemplo».

También ha apuntado que el testimonio de estas dos personas «ha sido clave» en la investigación policial que busca esclarecer las circunstancias del crimen.

Perea defiende que el Ejecutivo actúe «desde esa cercanía humanitaria en valores» ante quienes «representan también los valores que este país encarna y defiende», como son estas personas que, ha insistido, han «arriesgado su integridad» por ayudar a Samuel.

Aunque la Secretaría de Estado de Migraciones tiene la posibilidad de realizar este tipo de acciones, su titular ha apuntado que solo se realiza en casos «extraordinarios» y «puntuales» y que se lleva a cabo de una forma muy «tasada», presentando «documentos» y «acreditando con el máximo de herramientas jurídicas» la situación para que exista «seguridad jurídica» en el proceso.

Las investigaciones del caso «siguen abiertas»

José Miñones ha explicado que «los principales supuestos autores han sido detenidos, puestos ante la justicia», aunque «las investigaciones siguen abiertas», por lo que no ha descartado la posibilidad de que se produzcan más detenciones.

Ahora, ha dicho, los agentes se centran especialmente en las pruebas testificales que se siguen tomando y que pueden dirimir el “grado de implicación” de cada uno de los partícipes. Sobre el móvil del crimen, ha dicho que todas las líneas permanecen abiertas. 





Source link