El líder de la banda criminal Risne Network de Suecia cae detenido en Barcelona


Su banda se llama Risne Network. Se dedican al tráfico de drogas y no dudan en eliminar a la competencia a sangre y fuego. El líder de este grupo de crimen organizado sueco ha sido detenido en Barcelona por la Policía Nacional en una operación que ha contado con la colaboración también de policías de la ciudad de Estocolmo. La acusación principal que pesa sobre el fugitivo es haber ordenado la muerte a tiros de dos rivales.

Sobre el fugitivo pesaba una orden europea de detención y entrega cursada por las autoridades suecas. Este mecanismo de reclamación de acusados de crímenes es una de las herramientas de colaboración internacional que mejores rendimientos está dando en la Unión Europea. España está en el grupo de países con más altos niveles de cooperación en este terreno.





Al jefe de Risne Network se le acusa en concreto de conspiración e inducción al homicidio, tenencia ilícita de armas de fuego, tenencia y uso de explosivos y extorsión.

Policías nacionales, conduciendo al detenido hasta el vehículo camuflado
Policías nacionales, conduciendo al detenido hasta el vehículo camuflado
(Policía Nacional)

La conspiración nace del encargo a unos sicarios de la organización de que mataran a unos rivales. Para asegurarse de que los pistoleros cumplían su misión, les instaló unos mecanismos de seguimiento GPS en los vehículos para asegurarse de que se desplazaban a los lugares correctos y cumplían el encargo.

Como en otros casos anteriores de localización de fugitivos, la esposa o la madre son la mejor pista a seguir. Los investigadores de ambos países lograron determinar que la pareja del prófugo se encontraba en la capital catalana. El ahora detenido y su compañera sentimental no ocupaban el mismo domicilio. Vivían en la misma ciudad para estar cerca el uno del otro, pero en dos casas diferentes.

La detención se produjo cuando se tuvo información de que ambos iban a tener una cita y fue así al final, los investigadores cayeron sobre el fugitivo y quedó detenido. Se hicieron entradas y registros en los dos domicilios.






Una operación en Barcelona con su réplica en Estocolmo con seis detenciones de miembros de la banda





El arresto del líder de los Risne Network facilitó que en Estocolmo la policía de la ciudad desplegara un operativo en el que se detuvo a seis individuos entre los que se encontraban los autores materiales de los disparos contra los rivales y de la colocación de un explosivo en la vivienda de una víctima a la que extorsionaban con la difusión de unos vídeos privados si no les entregaban 300.000 euros.







Source link