El primer autobús público sin conductor de España se estrena con una colisión leve


Dos horas es lo que ha durado en blanco el expediente del
primer autobús público sin conductor
de España que, en el día de su estreno, sufrió un pequeño percance cuando circulaba por las calles del campus de la Universidad Autónoma de Madrid.El vehículo, que no pasa de los 20 kilómetros por hora, ha frenado en un momento dado y la conductora del coche que iba detrás no ha podido frenar a tiempo para evitar el impacto por alcance de su turismo con el flamante autobús.

Todo ha quedado en un susto. “Ni la conductora del coche ni nadie del autobús han resultado lastimados, y solo una pequeña muesca en el parachoques trasero del autobús ha quedado del pequeño percance, han explicado a Efe fuentes del Consorcio Regional de Transportes.





Tras comprobar el asistente a la conducción que viaja en el autobús que no había habido lesionados y que el vehículo estaba bien, el autobús ha seguido prestando servicio sin más contratiempos.

Es 100% y circula a 20 kilómetros por hora, por el momento con un asistente a la conducción, pero con la previsión de que en unos meses pueda recorrer de manera totalmente autónoma los 3,7 kilómetros del itinerario circular que une la estación de Cercanías de Cantoblanco con distintas instalaciones del campus.

Realizará un recorrido circular de 3,7 kilómetros de longitud en el campus de Cantoblanco de la Universidad Autónoma de Madrid.
Realizará un recorrido circular de 3,7 kilómetros de longitud en el campus de Cantoblanco de la Universidad Autónoma de Madrid.
(Chema Moya / EFE)

Durante los meses de enero y febrero este modelo, el EZ10, funcionó a modo de prueba en el campus universitario, donde la velocidad está limitada a 30 km/h.

Aunque el fin último del proyecto es la investigación de esta nueva forma de movilidad, las 12 plazas del autobús sin conductor, reducidas a siete por la limitación de aforos debido a la pandemia, están disponibles de 7.45 de la mañana a cuatro de la tarde.

No obstante, la lluvia de este martes en Madrid y el hecho de que las clases sean semipresenciales han hecho que el estreno del autobús se haya hecho con un campus bastante vacío de alumnos.





“El funcionamiento parece muy complejo, pero es muy sencillo: inicialmente hemos mapeado todo el circuito, por lo que el vehículo tiene identificada toda la geografía del recorrido, para circular por la vía por la que tiene que ir”, ha explicado a Efe Miguel Ángel Alonso, director general de Mantenimiento e Ingeniería de Alsa, operadora del autobús y participante en el proyecto junto con el Consorcio Regional de Transportes de la Comunidad de Madrid, la Universidad Autónoma y la Dirección General de Tráfico.

Modelos como el de la Universidad Autónoma podrían ser de aplicación en un futuro “en otras universidades, en hospitales, en servicios de movilidad de última milla o en cascos históricos en los que no esta recomendado que haya muchos vehículos, en los que se puede habilitar para hacer los trayectos más habituales de los turistas”, ha señalado Soledad Pérez Galdós, del Consorcio Regional de Transportes.







Source link