El Servicio de Información de la Guardia Civil se separa de la UCO por falta de espacio



Los agentes antiterroristas y dedicados a vigilar otras amenazas graves para la seguridad y el orden en España por parte de la Guardia Civil preparan su mudanza a medio plazo. El proyecto de la Jefatura del Servicio de Información es trasladarse de su ubicación actual, cerca del Aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas, a Pozuelo de Alarcón, al oeste de Madrid.

Así lo ha podido confirmar Confidencial Digital por varias fuentes. En primer lugar, una empresa pública lanzó hace unos meses una licitación pública relativa a este proyecto.

Se trata del Consejo de Administración de la Sociedad de Infraestructuras y Equipamientos Penitenciarios  y de la Seguridad del Estado, S.M.E., S.A. Es una empresa pública, de las denominadas “empresas de inversión” del Grupo Patrimonio, controlada por el Ministerio de Hacienda a través de la Dirección General del Patrimonio.

Por Acuerdo de Consejo de Ministros de fecha 9 de marzo de 2018 se autorizó a la Sociedad de Infraestructuras y Equipamientos Penitenciarios a ampliar sus funciones con el fin de poder extender su actividad inversora a la realización de cuantas actividades resulten necesarias para la correcta gestión de los programas y actuaciones previstos en el Plan de Infraestructuras de la Seguridad del Estado, y por eso añadió a su nombre “y de la Seguridad del Estado”.

Esta empresa pública abrió hace unos meses una licitación para un contrato de servicios, que tenía por objeto la “Asistencia Técnica para la redacción del Proyecto Básico y del Proyecto de Ejecución mediante el método BIM de la Jefatura del Servicio de Información de la Guardia Civil en Pozuelo de Alarcón (Madrid)”.

Para ello contaba con un presupuesto de 435.000 euros.

Traslado de Barajas a Pozuelo

¿Qué proyecta la Jefatura del Servicio de Información de la Guardia Civil en Pozuelo de Alarcón, municipio limítrofe con la zona oeste de la ciudad de Madrid?

Fuentes consultadas por Confidencial Digital conocedoras de estos planes confirman que, efectivamente, esa licitación está relacionada con un proyecto en firme de la Guardia Civil para trasladar a Pozuelo de Alarcón la Jefatura del Servicio de Información.

Actualmente la oficina central del Servicio de Información se encuentra en el distrito de Barajas, en el entorno del aeropuerto.

ECD contó en marzo de 2007 que la Guardia Civil había acondicionado un edificio en Barajas para enviar allí la Jefatura de Información y de Policía Judicial. Hasta entonces, las unidades dependientes de esa jefatura permanecían en las dependencias de la Dirección General de la Guardia Civil en la calle de Guzmán el Bueno, en Madrid.

Lo que hizo la Guardia Civil fue acondicionar un inmueble sin ninguna señalización que revelara que allí trabajaban los agentes de Información, dedicados a perseguir a terroristas de ETA y yihadistas, y a miembros de otras organizaciones que amenazan la seguridad y la estabilidad de España.

Lo mismo había hecho el Centro Nacional de Coordinación Antiterrorista (CNCA), buscar una sede discreta con esas características: carecía de señalizaciones que identifiquen el edificio, los controles de seguridad eran extremos y las cámaras de vigilancia registraban todo lo que acontecía en el interior y el perímetro del inmueble.

No caben con la UCO

Según ha sabido ECD, el problema ahora es que el edificio de Barajas “se ha quedado pequeño”, debido a aumentos de plantilla en las unidades que trabajaban allí.

Hasta hace poco, en ese edificio trabajaban los guardias civiles del Servicio de Información, y también los de la Unidad Central Operativa (UCO).

Del Mando de Información, Investigación y Ciberdelincuencia, al mando de un teniente general, dependen la Jefatura de Información y la Jefatura de Policía Judicial, “a la que corresponde organizar y gestionar la investigación y persecución de los delitos y faltas y desarrollar los servicios de criminalística, identificación, analítica e investigación técnica llevando a cabo las funciones de Policía Judicial específica de la Guardia Civil”.

De la Jefatura de Policía Judicial depende, entre otras, la UCO, que “como unidad específica de Policía Judicial tiene como misión investigar y perseguir los asuntos relacionados con la delincuencia organizada, económica, internacional y aquella otra cuyas especiales características así lo aconsejen; así como el establecimiento y mantenimiento del enlace, coordinación y colaboración con otros servicios afines, nacionales e internacionales”.

Había llegado un momento en que los agentes de la Jefatura del Servicio de Información y los de la Unidad Central Operativa ya no cabían en el edificio.

La primera decisión de la Guardia Civil fue alquilar otro inmueble cerca de ese edificio en Barajas. Al nuevo edificio se han mudado los guardias civiles de la UCO, dedicados en muchos casos a investigaciones sobre tramas de corrupción y grandes redes de delincuencia.

La otra parte del plan es a un plazo más largo, pero más estable.

Mudanza en dos o tres años

Para la Jefatura del Servicio de Información se va a construir un nuevo edificio, como se ha indicado, en Pozuelo de Alarcón. Las fuentes consultadas no dan más datos sobre la ubicación concreta de la futura sede de esta unidad.

Una comisión de la Jefatura de Información dirige el proyecto para dar el salto de Barajas a Pozuelo.

El plan contempla que la nueva sede de los agentes de Información de la Guardia Civil pueda estar lista en dos o tres años. Entonces se ejecutaría realmente la mudanza desde el distrito de Barajas, en Madrid, a Pozuelo de Alarcón.

Orden, seguridad pública y antiterrorismo

El Servicio de Información de la Guardia Civil forma parte de la comunidad de inteligencia de España y de lo que comúnmente se denomina “los servicios de información”.

La web de la Guardia Civil detalla que “la Jefatura de Información de la Guardia Civil tiene como misión específica organizar, dirigir y gestionar la obtención, recepción, tratamiento, análisis y difusión de la información de interés para el orden y la seguridad pública en el ámbito de las funciones propias de la Guardia Civil, y la utilización operativa de la información, especialmente en materia antiterrorista, en el ámbito nacional e internacional”.

Por su función específica, la estructura, organización, medios y técnicas operativas utilizadas en la lucha antiterrorista por las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, así como sus fuentes y cuantas informaciones o datos puedan revelarlas constituye información clasificada con el grado de “Secreto”, según Acuerdo del Consejo de Ministros de 16 de febrero de 1996.

Tres unidades centrales

El Servicio de Información cuenta con tres unidades centrales, especializadas en vigilar y perseguir distintas amenazas a la seguridad de España y a la estabilidad del Estado.

Siempre con la cautela de las informaciones que circulan sobre este tipo de unidades cuya estructura es secreta, está integrada por:

— Unidad Central Especial 1 (UCE-1): dedicada a vigilar las amenazas terroristas internas. Estaba volcada en la lucha contra ETA, y mantiene agentes que controlan los restos de la banda, así como otras organizaciones como los GRAPO y Resistencia Galega, prácticamente extintas.

— Unidad Central Especial 2 (UCE-2): persigue el terrorismo yihadista, principalmente. Cuando ETA dejó de atentar y luego se disolvió, parte de los guardias civiles de la UCE-1 pasó a la UCE-2, para centrar esfuerzos en la amenaza que se había materializado en la matanza del 11 de marzo de 2004 en Madrid, y posteriormente en Cataluña en agosto de 2017.

— Unidad Central Especial 3 (UCE-3): atiende amenazas como movimientos radicales antisistema y racistas, sectas, y otras organizaciones internas.

— Grupo de Apoyo Operativo (GAO): presta apoyos de medios técnicos y de personal a las otras unidades para acometer actuaciones como vigilancias, seguimientos…

Además de las unidades centrales, el Servicio de Información mantiene un despliegue territorial. En cada Zona de la Guardia Civil (que suele coincidir con el territorio de una comunidad autónoma) existe una Sección de Información de Zona (SIZ), y en cada comandancia, un Grupo de Información de Comandancia (GIC).

La Guardia Civil puntualiza en su web que “todo miembro del Cuerpo es considerado un elemento activo del Servicio de Información de la Guardia Civil, debiendo en consecuencia participar a sus mandos las noticias de interés para el servicio de las que tenga conocimiento y participar en aquellas tareas informativas que se le encomienden”.

Yihadismo, independentismo catalán…

Como se ha indicado, actualmente la lucha contra el terrorismo yihadista es la principal función del Servicio de Información de la Guardia Civil, una vez diluida la amenaza de ETA que llevó, por ejemplo, a desplegar decenas de guardias civiles en el sur de Francia.

Pero los guardias civiles de Información también se han dedicado, por ejemplo, a vigilar y obtener pruebas para abortar los planes ilegales del independentismo catalán. Antes del desafío rupturista del otoño de 2017 se desplegaron varios cientos de agentes en Cataluña, con el objetivo de perseguir los preparativos del Govern de Carles Puigdemont para organizar el referéndum ilegal del 1 de octubre, así como el resto de planes para lograr la secesión.

Posteriormente los guardias civiles de Información han participado en operaciones para desmantelar grupos independentistas violentos, como la célula de los CDR que preparaba artefactos explosivos para el otoño de 2019.

El DAO actual dirigió Información

El actual Director Adjunto Operativo (DAO) de la Guardia Civil, el teniente general Pablo Salas, era hasta su nombramiento para este cargo, en la primavera de 2020, el jefe del Servicio de Información.

Tras un tiempo de interinidad, a Salas le sucedió en el mando de la Jefatura de Información el general Valentín Díaz Blanco, que ya trabajaba en el mismo servicio.



Source link