El techo de los vestuarios de la academia de los Mossos se cae a trozos


Goteras, humedades, techos falsos rotos… y hasta pedazos de escayola que se caen en los pasillos por donde pasan los alumnos. Es la situación que denuncian alumnos del Institut de Seguretat Pública de Catalunya (ISPC), la academia dependiente de la Generalitat donde se forman los agentes de los Mossos d’Esquadra y de los cuerpos de policía local de Cataluña.

Confidencial Digital ha tenido acceso a imágenes de la zona de los vestuarios. Allí se cambian de ropa cada día los aspirantes a mosso, a guardia urbano y a policía local, para dar clase.

Del techo de parte de los vestuarios se han desprendido trozos de escayola, que han ocasionado algunos sustos en los alumnos. Tal y como se puede ver en las fotografías, los pedazos de escayola cayeron junto a las taquillas donde los alumnos dejan su ropa para las clases.

El vídeo del día


España quiere ser “pionera” en el uso del pasaporte sanitario

IMG-20210315-WA0029 - copia - copia

Las fuentes consultadas por ECD destacan que el Institut de Seguretat Pública de Catalunya (ISPC), ubicadas en Mollet del Vallès (Barcelona), sufre desperfectos muy visibles. Critican que hay clases en las que pasan bastante frío por los problemas en la calefacción.

Pero lo más llamativo de las últimas fechas son los daños en techos y paredes de zonas como la de los vestuarios. Las humedades se han extendido por las superficies, y están provocando que se caiga la pintura y trozos del falso techo, que ha dejado al descubierto la estructura y las vigas del edificio.

IMG-20210315-WA0031IMG-20210315-WA0028 - copiaIMG-20210315-WA0030

ECD se puso en contacto con el Departamento de Interior, que dirige Miquel Sámper, para conocer si hay previstas obras para solucionar estas deficiencias.

Desde este departamento del Govern de la Generalitat señalaron que el lunes pasado se hicieron “catas” en la zona de los vestuarios, de ahí que hubiera algún trozo del techo en el suelo, allí donde estuvieron trabajando los operarios. Sin embargo, las fuentes consultadas por Confidencial Digital insisten en que algunos trozos de escayola han caído de golpe, no por las obras.

Las catas se están realizando “en el marco de un contrato para obtener un dictamen técnico que nos permita ultimar las obras de rehabilitación de la cobertura de los vestuarios y zona de la pasarela”. Añadieron desde el Departamento de Interior que para el Institut de Seguretat Pública de Catalunya (ISPC) “es prioritario solucionar los problemas de filtraciones de agua a la zona de los vestuarios”.

De hecho, “está planificado en el plan anual de contratación del ISPC y la obra se llevará a término lo más pronto posible”. Sin embargo, no precisaron el presupuesto que se va a destinar a esas obras de rehabilitación de algunos espacios del Institut de Seguretat Pública de Catalunya.

 





Source link