Esta es la medalla por el coronavirus que la Dirección General de la Policía se resiste a conceder


El Ministerio de Defensa aprobó conceder una medalla conmemorativa de la ‘Operación Balmis’ para los miembros de las Fuerzas Armadas que participaron, con determinadas condiciones y requisitos, en el despliegue durante el estado de alarma por la epidemia de coronavirus en primavera.

Algo similar han pedido guardias civiles y policías nacionales. En este último caso, el sindicato Confederación Española de Policía (CEP) pidió a través del Consejo de la Policía que se solicitara al Ministerio del Interior la aprobación de una orden ministerial, similar a la de Defensa, para crear una distinción propia para los agentes de la Policía Nacional que hubiera participado en los dispositivos especiales por la crisis sanitaria.

Confidencial Digital ha podido saber que hubo incluso una propuesta concreta y detallada para regular esa condecoración. La elaboró el Sindicato Profesional de Policía (SPP), que la remitió al director general Francisco Pardo Piqueras para pedirle que la estudiara y, a ser posible, que la aprobara mediante una resolución o que la elevara al ministro Fernando Grande-Marlaska si era necesario regularla a través de orden ministerial.

La carta se envió el 12 de mayo, y desde entonces en el Sindicato Profesional de Policía no ha recibido respuesta del director general, ni ninguna otra novedad. Al menos por ahora, ni el Ministerio del Interior ni la Dirección General de la Policía han aprobado ninguna medalla.

Desde el SPP consideraban que “es más que justificado y necesario hacer un reconocimiento al buen trabajo realizado, a la profesionalidad, a la dedicación y a la entrega de todos los funcionarios policiales que han sabido, como siempre, adaptarse con urgencia, flexibilidad y acierto a las demandas cambiantes que nuestra sociedad y las circunstancias nos demandan”.

Su propuesta era “que se realice una regulación de los méritos colectivos, que serviría para otras situaciones de relevancia nacional en el futuro, y de forma específica, ahora, los relativos al COVID-19. Definida la Medalla al Mérito Colectivo de la Policía Nacional, sólo habría que especificar la situación concreta con un rectángulo que se añadiría en la cinta y en el pasador. Esta técnica ya se usa por ejemplo en la medalla de misiones internacionales de reciente creación por el Ministerio de Defensa”.

Este sindicato envió también al director de la Policía un borrador de orden ministerial o de resolución de la Dirección General de la Policía “por la que se crea la Medalla al Mérito Colectivo de la Policía Nacional con pasador Covid-19”.

En el texto del borrador se establece que “para premiar los méritos colectivos del personal de la Policía Nacional y otros cuerpos y personal bajo dependencia del mismo durante el Estado de Alarma por la pandemia del COVID-19, se crea el rectángulo distintivo “COVID-19” para la Medalla al Mérito Colectivo de la Policía Nacional”.

Como requisito, se indica que “serán acreedores de ella quienes hayan tenido al menos quince días de servicio activo en el dispositivo por el Estado de Alerta por el COVID-19”, y siempre que sean personal dependiente de la Dirección General de la Policía (policías nacionales, personal laboral…), policías locales bajo coordinación de la Policía Nacional, e incluso miembros de Protección Civil bajo coordinación de la Policía.

Las propuestas de concesión las firmarían los respectivos jefes de plantilla, que las tramitarían a través de las secretarías generales y éstas las dirigirían a la División de Personal del cuerpo.

Quienes recibieran esta medalla podrían incluirla en los procesos de promoción y concursos, con la misma baremación que una Felicitación Pública Tipo A.

El Sindicato Profesional de Policía también elaboró dos diseños alternativos para que los mandos de la Dirección General y del Ministerio del Interior eligieran entre los dos y no tuvieran ni que molestarse en decidir cómo sería la medalla.

En la “opción A”, el anverso mostraría un círculo azul de 30mm de diámetro con bordura de color bronce y en medio del mismo la placa-emblema de la Policía Nacional en sus colores, y en el reverso un círculo azul con bordura de color bronce con espada rodeada de hojas de laurel también de bronce, como en las cruces de la Orden del Mérito Policial y la leyenda “SERVICIO Y SACRIFICIO”, como en las medallas de la OMP, con los metales en bronce.

La cinta sería de color verde, con banderas nacionales en los márgenes y franja azul en el centro, y además hebilla y argolla color bronce.

El rectángulo del mérito colectivo iría en color bronce con inscripción en negro del mérito colectivo, o bien un rectángulo sobre el pasador como en la cinta. La miniatura sería de la misma forma que medalla, cinta y rectángulo, y el pasador con los mismos colores que la medalla y con la inscripción del mérito colectivo en color bronce.

opcion a

La “opción B” cambiaría varios elementos. El anverso sería un círculo azul de 30mm de diámetro con bordura dorada y en medio del mismo la placa-emblema de la Policía Nacional en sus colores, y el reverso un círculo azul con bordura dorada con espada rodeada de hojas de laurel también, como en las cruces de la OMP y la leyenda “SERVICIO Y SACRIFICIO”, como en las medallas de la OMP.

La cinta no sería verde, sino azul policía (oscuro) con franja en medio de la bandera nacional, hebilla y argolla color dorado. El rectángulo sería de color dorado con inscripción en negro del mérito colectivo, y de forma similar la miniatura y el pasador.

opcionb

Para evitar que el incremento del gasto presupuestario fuese un impedimento a la hora de aprobar esta medalla para los policías nacionales que prestaron servicio en el despliegue especial por el coronavirus, SPP propuso al director general de la Policía que, al igual que se hace con la Recompensa a la Dedicación al Servicio Policial, cada agente o funcionarios comprase su propia medalla.





Source link