Helicópteros para buscar a la vecina de Requena desaparecida camino de un funeral


La Guardia Civil de Valencia ha intensificado la búsqueda de Rocío Gea Pérez, de 43 años, desaparecida el miércoles por la mañana cuando se dirigía a un funeral en la localidad de Requena. Nunca llegó al sepelio. El instituto armado ha puesto en marcha helicópteros que colaboran en al batida de búsqueda. Unos 30 efectivos colaboran en dicha tarea, que también cuenta con voluntarios.

El coche de Rocío Gea fue localizado horas después del funeral al que tenía que acudir en el aparcamiento de los juzgado de la localidad, que no era el estacionamiento más cercano al lugar donde se celebraba el funeral. Estaba cerrado con llave. Su familia desconoce el motivo por el que la desaparecida dejaría el turismo allí.





Un helicóptero de la Guardia Civil participa en la búsqueda de Rocío Gea Pérez en Requena
Un helicóptero de la Guardia Civil participa en la búsqueda de Rocío Gea Pérez en Requena
(Guardia Civil)

“Se encontraba bien de salud y no tenía ningún problema”, explicaba a este diario esta semana Richard, el marido de Rocío.


Todas las hipótesis sobre los motivos de la desaparición siguen abiertas, pero pierde peso que la ausencia sea voluntaria





La mujer en paradero desconocido es madre de dos niños y es ama de casa. La Guardia Civil, como es habitual en estos casos, se resiste a lanzar hipótesis sobre los motivos de la desaparición. La marcha voluntaria de alguien es uno de los motivos frecuentes en estos casos. Esta es una de las que, con el paso de las horas, parece perder fuerza. Los mismos esfuerzos del instituto armado parecen apuntarlo.

La Guardia Civil incorpora perros rastreadores en la batida
La Guardia Civil incorpora perros rastreadores en la batida
(Guardia Cviil)

Entre las cusas de una desaparición está también el haber sido víctima de algún tipo de accidente y que, por ejemplo, en medios rurales o montañosos, la persona quede abandonada durante horas o días por quedar inconsciente o por falta de un medio para comunicarse.

Otra de las vías necesariamente contempladas en estos episodios es la de la desaparición forzosa o violenta. La persona es obligada contra su voluntad a modificar su itinerario y se la mantiene incomunicada o acaba siendo víctima de un delito de sangre.







Source link