Interior digitaliza el registro de clientes en hoteles para evitar contactos



La epidemia de coronavirus ha obligado a adoptar un buen número de medidas encaminadas a mantener cierta distancia interpersonal, así como a reducir contactos con superficies que antes tocaban un gran número de personas; por ejemplo, en trenes y metros se extiende la apertura automática de las puertas, sin que haya necesidad de apretar a ningún botón.

Confidencial Digital ha podido comprobar que estas medidas se van a extender al sector hotelero, en lo que afecta a los libros-registro y partes de entrada de viajeros que se rellenan en estos establecimientos.

El Ministerio del Interior prepara una orden ministerial para modificar una anterior, la Orden INT/1922/2003, de 3 de julio, sobre libros-registro y partes de entrada de viajeros en establecimientos de hostelería y otros análogos.

La norma actual establece que los establecimientos hoteleros “podrán cumplimentar los impresos de partes de entrada por procedimientos manuales o por procedimientos informáticos, pero el viajero deberá firmar dicho parte de manera inexcusable”.

El proyecto de orden de Interior añade una apostilla a continuación: “Pudiendo recogerse la firma en papel o en un soporte digital”.

En la línea de digitalizar estos registros, se va a establecer que “una vez cumplimentado y firmado el impreso, quedará en el establecimiento a efectos de confección de un libro-registro en formato impreso o digital”.

Los libros-registro en formato impreso se ordenarán de forma correlativa, constituyendo libros o cuadernos que integrarán un mínimo de 100 hojas y un máximo de 500, como hasta ahora, mientras que de los nuevos libros-registro en formato digital se indica que “deberán ser compatible con los sistemas informáticos de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, permitiendo un tratamiento seguro a fin de garantizar la fiabilidad de los datos”.

Por último, como estaba ordenado que “los establecimientos deberán conservar los libros-registro durante el plazo de tres años, a contar desde la fecha de la última de las hojas registro que los integran”, ahora se añadirá también “o en su caso, desde la fecha de grabación de la información cuando se conserve por medios digitales”.

Objetivo: no tocar papeles, bolígrafos…

La obligación de mantener registros de clientes en hoteles, hostales, pensiones y otros alojamientos se recoge en la Ley Orgánica 4/2015, de 30 de marzo, de protección de la seguridad ciudadana. Principalmente para perseguir a autores de posibles atentados terroristas y otros delitos, el artículo 25.1 de esa ley ordena que cualquier persona física o jurídica que ejerza actividades relevantes para la seguridad ciudadana como las de hospedaje y alquiler de vehículos se encuentra sujeta a las obligaciones de registro documental e información en los términos que las disposiciones aplicables establezcan.

Esos registros ya se regulaban en la orden ministerial de 2003 antes citada. Pero la pandemia de coronavirus llevó a muchos hosteleros a plantearse la necesidad de evitar tocar libros en papel, que los clientes tengan que cogerlos, firmarlos, poner las manos… cuando se trata de evitar contactos.

Así que la Confederación Española de Establecimientos Hoteleros y Alojamientos Turísticos (CEHAT) contactó con el Ministerio del Interior y con las Fuerzas de Seguridad, para discutir sobre la necesidad de adoptar medidas tecnológicas que faciliten el procedimiento de recepción y registro de viajeros, y se minimice así el contacto entre personas y por tanto, el riesgo de contagio del Covid-19 durante los procesos de registro en establecimientos hoteleros y turísticos en España.

Los protocolos de reapertura de establecimientos de alojamiento aprobados por el Ministerio de Sanidad y publicados por el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo obligan a mantener la distancia de seguridad entre los empleados de los alojamientos y los clientes de, al menos, dos metros.

Pero el proceso de registro de viajeros ponía en cuestión esas medidas, así que los hoteleros han conseguido que Interior tramite la reforma de la orden ministerial para así pasar de registros en papel a registros también electrónicos, que permitirán formas de inscripción sin tanto contacto.

“Debido a la coyuntura sanitaria ocasionada por el Covid-19, se prioriza la necesidad de establecer medidas dirigidas a proteger el bienestar, la salud y seguridad de los ciudadanos y la contención de la progresión de la enfermedad. En este sentido, se entiende prioritario establecer mecanismos que, como la agilización de los procedimientos de check-in en establecimientos de hostelería y otros análogos, garanticen la seguridad de los ciudadanos y turistas que se alojen en los establecimientos del territorio nacional”, explica Interior en la documentación que acompaña al proyecto de orden ministerial.

Subraya que con la posibilidad de que se firmen los partes de entrada de viajeros en soporte digital o que los libros-registro sean conservados en ese formato se agilizarían los procedimientos de check-in en establecimientos hoteleros o análogos, reforzándose por tanto las medidas de seguridad de los usuarios frente al Covid-19.

“La situación sanitaria generada por la pandemia del Covid-19, obliga a que se introduzcan nuevos mecanismos que ayuden a contener la enfermedad, siendo conveniente que se agilicen los procedimientos de registro de viajeros”, indica Interior, y por ello se introducen “ mecanismos que minimicen el tiempo de check-in como la manipulación de documentos, bolígrafos, etc…”.

Una vez que se apruebe y entre en vigor la nueva orden ministerial, se agilizarán los procedimientos mediante la posibilidad de obtención de firmas de forma digital, así como su conservación por el mismo medio.





Source link