La Guardia Civil da por desmantelada la organización criminal del clan de Los Castañas


El clan del hachís de Los Castañas está desmantelado, según la Guardia Civil. Tal aseveración se produce después transcurridas menos de 48 horas desde el arresto en La Línea de la Concepción de su máximo responsable, Antonio Tejón. El instituto armado da por finalizada la llamada operación Dismantle y con ella la poderosa organización que dirigía Tejón. Y lo hace con
más de 30 detenidos desde el arresto del conocido narco
, la intervención de 10 toneladas de hachís y el supuesto desbaratamiento de sus bases logísticas como narcoembarcaderos, guarderías (almacenes de hachís) y hasta talleres donde reparar las lanchas.

Antonio Tejón, líder del clan de Los Castañas
Antonio Tejón, líder del clan de Los Castañas
(LV)






El final de la operación de Desmantle se antoja un adecuado colofón a una quincena en la que las acciones de los narcos en la zona del Campo de Gibraltar y del litoral malagueño contra las fuerzas de seguridad se han sucedido día sí y día no; desde embestidas a patrullas policiales con vehículos todoterreno cargados de hachís a tiroteos en la Sierra de Cádiz.


El descubrimiento de un narcoembarcadero en la localidad de Los Barrios fue el punto de arranque de la investigación





Los datos de la investigación, iniciada el pasado mes de marzo tras la observación de una maniobras que indicaban la posible existencia de un narcoembarcadero en la zona de Palmones, en la localidad de Los Barrios (Cádiz), señalan que la organización que dirigía Antonio Tejón junto su hermano Francisco, Isco, contaba con tres ramificaciones principales, además de las ya citas zonas de amarre.


El clan contaba con tres ramificaciones principales o sucursales que actuaban a modo de cooperativa del contrabando de hachís





El funcionamiento que describe la Guardia Civil en sus informes es que tres ramas principales de la organización operaban a modo de cooperativa. Así, había dos unidades operativas y una logística. Esta última alcanzaba a la provincia de Ciudad Real. Su lejanía del Mediterráneo occidental suponía una ventaja con la que creía contar la cúpula de la banda. Huyendo de la presión policial habían levantado allí un taller donde adecuaban las embarcaciones sin llamar tanto la atención como en la costa andaluza.





Entrada de la Guardia Civil en uno de los inmuebles registrados durante la operación
Entrada de la Guardia Civil en uno de los inmuebles registrados durante la operación
(Guardia Civil)

Contaban con empresas de transportes para desplazarlas de la Meseta al mar. Los discretos seguimientos policiales llevaron al traste la supuesta ventaja del clan de operar tierra adentro.

En el seno de esta rama logística, además de los propios narcoembarcaderos, estas células narco se encargaban a su vez de los cambios y distribución de las tripulaciones, organizar los repostajes de combustible (muchas veces en alta mar merced a otros barcos, a veces de pescadores) y también de adquirir nuevas gomas o lanchas semirrígidas para el transporte de hachís.


El clan de Los Castañas han estado usando drones para controlar y vigilar los movimientos de los operativos policiales





Otro de los descubrimientos hechos por los investigadores, según nota de la Guardia Civil, es el de la existencia de medios aéreos no tripulados (drones) de los traficantes para la vigilancia y control de los equipos y patrullas policiales.

“En la fase de explotación han participado 400 guardias civiles de las Comandancias de Algeciras, Málaga, Cádiz, Huelva, Sevilla y Ciudad Real, así como del CCON-SUR, OCON-SUR, GAR, Servicios Aéreo y Servicio Marítimo”, según reza en la nota de la Guardia Civil en la que se da cuenta del resultado de la operación Desmantle. En todas estas provincias, se han llevado a cabo arrestos y entradas y registros.







Source link