La Policía Nacional desmantela el mayor punto de suministro de droga en Madrid



La Policía
Nacional ha detenido a los 14 integrantes del clan de los Kikos, la organización criminal que regentaba la venta de drogas en el poblado madrileño de la Cañada
Real, que llegaba a suministrar cerca de 200 dosis diarias de estupefacientes y vivía en un complejo completamente bunquerizado.

En la denominada Operación
Maíz los agentes han desarticulado esta banda, sucesora del clan de los Gordos de la que son familiares, y que se dedicaba a la venta de drogas en este poblado del sur de Madrid.







Source link