La Policía no encuentra empresas que suministren uniformes a los GEO


La unidad de élite de la Policía Nacional se ha encontrado con obstáculos para renovar su vestuario. La División Económica y Técnica de la Dirección General de Policía abrió hace meses un concurso para contratar la “Adquisición de prendas y complementos de uniformidad para la reposición de los funcionarios integrantes del Grupo Especial de Operaciones y Grupos Operativos Especiales de Seguridad, formado por ocho lotes independientes”.

El vídeo del día

PSOE estudia querella por el estado de la placa de Largo Caballero.

Advertisement

Los Grupos Operativos Especiales de Seguridad (GOES) dependen de la jefatura del GEO. Mientras que este último es un único grupo (aunque integrado por varias secciones y grupos de acción operativa), ubicado en una base en Guadalajara, los GOES se crearon de manera descentralizada en Madrid, Barcelona, Valencia, Sevilla, Zaragoza, Málaga, La Coruña, Bilbao y Las Palmas de Gran Canaria.

El GEO se encarga de misiones de especial peligrosidad y cualificación: liberación de personas secuestradas o tomadas como rehenes, reducción o neutralización de los integrantes de bandas terroristas, grupos armados o delincuentes peligrosos, apertura y entrada en los lugares utilizados por los componentes de bandas terroristas y de grupos de delincuencia organizada, dispositivos de protección de personas y bienes, servicio de seguridad en embajadas españoles en el extranjero, reconocimientos subacuáticos tendentes a la búsqueda de víctimas, artefactos explosivos o cualquier otro efecto utilizado para la comisión de un hecho delictivo, abordajes de barcos en alta mar…

Los GOES intervienen en muchas ocasiones que no puede acudir el GEO, o mientras llega este último, y realiza detenciones de miembros de organizaciones terroristas, grupos armados, delincuencia organizada o delincuentes especialmente peligrosos. También se les encomienda entrar en viviendas donde haya personas atrincheradas con armas, por ejemplo.

Chaquetas, pantalones, botas…

El presupuesto base de licitación sin impuestos para vestir a todos estos grupos ascendía a 319.600 euros.

El contrato se dividió en ocho lotes: 1) Chaqueta “Combat” para GEO y GOES; 2) Pantalón “Combat” para GEO y GOES; 3) Camiseta M/L y M/C para GEO y GOES; 4) Botas curso GEO y GOES; 5) Soft Shell; 6) Malla larga deporte, pantalón chándal, camiseta deporte y short; 7) Chubasquero sin serigrafía; 8) Bolsa de transporte.

El resultado del concurso no puede decirse que haya sido un éxito completo. La División Económica y Técnica de la Policía ha adjudicado a la empresa Textil Distribuidora S.A. los lotes 5 (Soft Shell, una chaqueta entre cortavientos y chubasquero), 6 (Malla larga deporte, pantalón chándal, camiseta deporte y short) y 7 (Chubasquero sin serigrafía), por un total de 75.758,10 euros.

El problema es que los otros cinco lotes han quedado desiertos, incluidos los que incluyen las prendas del uniforme operativo de los policías del GEO y de los GOES.

Textil Distribuidora S.A. fue la única empresa que optó a los lotes que finalmente se llevó en el concurso.

A los lotes 4 y 8 ninguna empresa presentó ofertas: nadie quería suministrar a las unidades de élite de la Policía 100 pares de “Botas curso GEO y GOES”, ni 400 bolsas de transporte.

La empresa Sermipol, Tecnología de Defensa S.L. presentó sus ofertas para vender a la Policía 400 chaquetas “Combat” (200 para el GEO y 200 para los GOES), 700 pantalones “Combat” (la mitad para el GEO y la mitad para los GOES) y 350 camisetas de manga corta y 350 de manga larga para cada una de ambas unidades.

Sin embargo, la mesa de contratación declaró “no aptas” sus ofertas, entre otros motivos porque las muestras de chaquetas, pantalones y camisetas presentadas por Sermipol, Tecnología de Defensa S.L. “no han sido confeccionadas en hilo blanco en todas las costuras”. Además, no aportó unos certificados requeridos, ni los ensayos exigidos en este tipo de contratos públicos.

En conclusión, la Dirección General de Policía ha adquirido para el GEO y los GOES 400 unidades de Soft Shell; 400 mallas largas, 400 pantalones de chándal, 800 camisetas y 800 shorts para hacer deporte; y 300 chubasqueros.

Por contra, no ha conseguido encontrar empresas que le vendan según sus exigencias 100 pares de botas, 400 chaquetas, 700 pantalones y 700 camisetas del uniforme, así como 400 bolsas de transporte.

Particularidades muy específicas

En la documentación del contrato se señala que la uniformidad de los agentes del Grupo Especial de Operaciones y de los Grupos Operativos Especiales de Seguridad “presenta unas particularidades muy específicas respecto al tipo y características, tanto en su diseño como en los materiales empleados en su elaboración”.

También se indica que “la evolución de los materiales, la exigencia de una permanente actualización y una necesaria renovación del diseño han motivado la necesidad de proveer de una nueva equipación que garantice un nivel de satisfacción adecuado a la especialidad”, ya que sus prendas acusan un deterioro especial por el uso continuado.

Con carácter general, hasta ahora se habían ido aprobando compras parciales para cubrir las necesidades de determinadas prendas. Por eso se lanzó una compra más general, que sin embargo no ha conseguido cubrir más que algunos lotes.

La Policía justificaba la compra diciendo que el no disponer de las prendas de repuesto que buscaba adquirir, o “vestir con prendas inadecuadas afectadas por el deterioro o por el desgaste derivado del uso repercuten de forma negativa en el servicio y la imagen corporativa y de seguridad”.

Temperaturas bajas, viento y humedad

Las características exigidas a las empresas eran, ciertamente, muy específicas. De la chaqueta “Combat” para los agentes del GEO se requería que fuera totalmente negra, que dotara “de un máximo de comodidad de uso a temperaturas muy bajas y en todas las actividades de uso táctico profesional, y que “el corte, las materias primas y los componentes incorporados apoyaran los procesos termo fisiológico bajo una alta tasa de actividad y a bajas temperaturas exteriores”.

Tenía que combinar “las propiedades de un aislamiento térmico, un Soft Shell y una chaqueta de lana”. Para ello, los materiales de la cubierta deberían proporcionar diversos grados de aislamiento térmico, transmisión de vapor de humedad, resistencia al viento y repelencia al agua.

Por otra parte, “la mayor parte del material exterior de las chaquetas será de membrana resistente al viento, a prueba de agua y transpirable”. Las mangas habrían de ir forradas con un aislamiento térmico tipo G-Loft, o similar, con tratamiento repelente a la humedad, y las áreas de los costados, e interior de los brazos serían de un material de microfibra, que contengan micro partículas activas para mejorar el manejo del sudor y el olor.

“Para una mejor resistencia a la abrasión, las áreas de microfibra estarán reforzadas hacia el exterior con un material de malla de poliamida / elastano bielastico, resistente a la abrasión”, era otro de los requisitos.





Source link