Las herramientas de ciberseguridad del CNI tienen nombre de mujer



Aunque pueda parecer una exageración, lo cierto es que es literal: de las 21 herramientas de ciberseguridad que el Centro Criptológico Nacional, dependiente del CNI, tienen en su página web ni una sola está escrita en masculino. Amparo, Ana, Clara, Claudia, Emma… todas tienen nombre de mujeres. Preguntado el Centro Nacional de Inteligencia cómo eligen estas denominaciones Confidencial Digital no ha obtenido respuesta.

Este Centro fue creado para ‘combatir’ en el ciberespacio, donde pueden producirse ciberamenazas que atentan contra la seguridad nacional. Es decir, se ocupa del desarrollo de herramientas tecnológicas que se utilicen en Internet en la labor de defensa del Estado.

Las tecnologías están colocadas en orden alfabético, empezando por ADA que es una de las últimas plataformas desarrolladas y en último lugar está VANESA.

El vídeo del día


Feijóo apuesta por unir “lo que estaba unido” sobre PP y Cs

ADA a su vez, es una mezcla de MARTA y MARÍA; es decir, se trata de una plataforma de análisis avanzado de ‘malware’ (programa malicioso) que es capaz de conseguir una investigación al detalle. Para ello utiliza la tecnología de las otras dos soluciones tecnológicas.

Algunas de estas tecnologías como ANA son el resultado de las siglas: Automatización y Normalización de Auditorías. Este sistema de auditorías tiene como objetivo incrementar la capacidad de vigilancia y reducir los tiempos en la gestión de la seguridad, entre otras funciones.

Otras como PILAR están a disposición de las empresas y organizaciones. Se trata de una herramienta de análisis y gestión de riesgos de sistemas en los que se observa la confidencialidad, la integridad o la autenticidad de las operaciones.

A la cabeza, también mujeres

El nombre de las herramientas es anterior a la llegada de la primera mujer al frente del CNI. Paz Esteban tomó posesión como directora de la Inteligencia española el 10 de febrero de 2020 declarando que iba a hacer la organización “más moderna, más flexible, más integrada”.

Esteban había sido secretaria general con el anterior director, Félix Sanz Roldán, y ahora lidera y coordina la labor de unos 3.500 civiles y militares. La designación de Paz Esteban supuso un hito en el organismo público como también lo fue la decisión de que María Gámez se convirtiera ese mismo año en la primera directora de la Guardia Civil.





Source link