Los delitos de desobediencia a la autoridad subieron un 361% en la alarma



El estado de alarma que decretó el Gobierno de España para confinar a la población y detener la propagación del coronavirus en las semanas críticas del mes de marzo provocó cambios notables en las conductas delictivas en nuestro país.

Es una de las conclusiones que se extrae de la información que el Ejecutivo de Pedro Sánchez ha facilitado al diputado de EH Bildu en el Congreso Jon Iñarritu, que presentó una pregunta parlamentaria por escrito pidiendo información sobre “cuáles han sido los delitos que más han aumentado durante el estado de alarma, respecto a la situación anterior” y “cuáles han sido los delitos que han disminuido durante el estado de alarma, respecto a la situación anterior”.

Confidencial Digital ha podido consultar los datos aportados por el Gobierno -se entiende que por el Ministerio del Interior, por la materia de la pregunta-, que revelan que hubo delitos que se dispararon y otros que se redujeron drásticamente, fruto de las condiciones especiales a las que se vio sometida la vida diaria de los españoles entre mediados de marzo y finales de junio.

Infracciones penales más numerosas

En la respuesta se recogen “las infracciones penales más numerosas cometidas durante el periodo del estado de alarma, del 14 de marzo al 20 de junio, y su comparación con el mismo periodo del año pasado”.

La mayor subida en los delitos corresponde a los agrupados como “Resistencia / desobediencia / falta de respeto y consideración a la autoridad”: es decir, aquellas personas que -según el artículo 556 del Código Penal- resistieron o desobedecieron gravemente a la autoridad o sus agentes y quienes faltaron al respeto y consideración debida a la autoridad, en el ejercicio de sus funciones.

En el período del 14 de marzo al 20 de junio de 2019 se registraron 1.650 infracciones penales incluidas en esta categoría. En el mismo período de 2020, es decir, en los más de tres meses de estado de alarma, hubo 7.609 infracciones penales de ese tipo.

Ese aumento de 5.959 infracciones suponen un aumento muy notable: un 361,15% más respecto al período de 2019.

De los delitos citados en la información facilitada por el Gobierno, sólo crecen otros dos delitos. El sexting (envío de mensajes de texto o imágenes de contenido sexual explícito, se entiende que sin consentimiento de quien lo recibe) creció pero de forma moderada, de los 218 casos en 2019 a los 243 de este año, durante el estado de alarma: 25 casos más, un aumento del 11,46%.

Precisamente otro delito, el de estafa bancaria, ha crecido un porcentaje similar: un 11,51%, de los 5.255 casos en 2019 a los 5.860 (605 más).

Desde el inicio del confinamiento las autoridades y Fuerzas de Seguridad advirtieron de la posibilidad de que aumentaran las estafas y delitos a través de internet y por medios electrónicos, aprovechando que la actividad online se disparó durante el confinamiento.

Los delitos que bajan

En el lado opuesto, hay delitos que también por las propias condiciones especiales del confinamiento se redujeron de forma drástica.

Es el caso de los robos con violencia e intimidación. Las Fuerzas de Seguridad tenían registrados 9.715 en el período señalado del año pasado. Entre el 14 de marzo y el 20 de junio de este 2020 hubo 3.296 infracciones de este tipo. El descenso en 6.419 casos supone un descenso del 66,07%, algo que encaja con que las calles de toda España se vaciaron de viandantes, por el confinamiento general que sólo se fue suavizando pasado un mes y medio.

En torno al 60% cayeron también otros delitos habituales. Las sustracciones de vehículo a motor con ánimo de apropiación pasaron de 5.207 a 2.054, es 3.153 y un 60,55% menos, mientras que los robos con violencia en las cosas en el interior de vehículo se redujeron en 12.444, un 61,45%, desde 20.249 a 7.805 en el estado de alarma.

Hay que tener en cuenta que esta estadística no incluye datos de Cataluña ni del País Vasco. Se rata de datos de la Policía Nacional, la Guardia Civil, la Policía Foral de Navarra y cuerpos de Policía Local que facilitan datos al Sistema Estadístico de Criminalidad.





Source link