Los Mossos buscan al autor del asesinato a puñaladas de una mujer en Barcelona



Los Mossos d’Esquadra investigan la muerte violenta de una mujer de 65 años cuyo cadáver apareció el miércoles por la tarde en un piso del barrio de la Verneda. Los investigadores centran sus pesquisas en el entorno de la víctima, que puede encontrarse entre los familiares o amigos que la conocieran y con alguien con quien tuviera tanta confianza como para abrirle la puerta y dejarle entrar en su casa. La cerradura no estaba forzada, con lo que se descarta que la víctima fuera asaltada por una persona ajena a su entorno. La otra prueba con la que cuentan los Mossos, en esta fase temprana de la investigación, es la causa de la muerte. La mujer recibió dos cuchilladas en el abdomen que la autopsia acabará de determinar si pudieron ser más.





Una de las hijas de la fallecida llamó desesperada a la policía después de varios intentos fallidos de contactar con su madre. Habían hablado hacía poco por teléfono pero luego dejó de responder. Como se suele hacer en estos casos, se movilizaron los Bomberos y la Guardia Urbana que, sobre las 19.30 horas, lograron acceder al domicilio descolgándose por el balcón.

Nada más entrar, los bomberos avisaron a la comitiva judicial al hallar el cuerpo inerte de la mujer tendido bocabajo en el suelo. En un primer momento pensaron que podía haber sufrido una muerte por causas naturales pero cuando le dieron la vuelta descubrieron que presentaba dos heridas en el vientre. La víctima vivía desde el pasado mes de octubre en este domicilio, al que se trasladó procedente de Lloret de Mar. La vivienda se encuentra en la calle Fluvià, muy cerca de la parada de metro de Bac de Roda, en el barrio de la Verneda.

Los Mossos iniciaron este jueves las primeras investigaciones todavía sin ninguna línea de trabajo clara pero convencidos de que el autor de los hechos se encuentra en el entorno más próximo a la mujer. Lo que sí descartan es que se trate de un caso de violencia machista. Los agentes del grupo de homicidios de la ciudad de Barcelona han llevado a cabo los primeros interrogatorios que les permitirá adentrarse en las entrañas de una familia de la cual todavía saben más bien poco.

Este es el segundo homicidio que se produce en Barcelona en la úl­­tima semana. El cadáver de un hombre de 50 años de nacionalidad dominicana apareció el martes 10 de noviembre en una finca del ­paseo Maragall cosido a cuchilladas. La autopsia certificó más de cinco puñaladas. Tras una semana de investigación, los Mossos han seguido la pista y tienen un hilo sólido del que tirar. La principal hipótesis con la que trabajan es que la víctima y su verdugo se conocían y este habría acabado con su vida tras reclamarle dinero. El crimen se cometió entre dos y tres semanas antes de hallar el cadáver. Fueron los vecinos quienes avisaron a la policía debido al mal olor que se desprendía de la vivienda.







Source link