Los Mossos d’Esquadra han detenido a los tres integrantes de una banda que robaba tarjetas de crédito



Los Mossos d’Esquadra han detenido a los tres integrantes de una banda especializada en cometer hurtos en aparcamientos comerciales de toda Catalunya, y que utilizaban las tarjetas bancarias sustraídas para comprar ilícitamente botellas de bebidas alcohólicas que revendían a una tienda de Barcelona.

Según ha informado este martes la Policía de la Generalitat, agentes de la Unidad de Investigación de la comisaría de Martorell detuvieron por estos hechos, el pasado el miércoles 30 de septiembre, a tres hombres de nacionalidades cubana y peruana, de 30, 33 y 37 años y vecinos de Barcelona, Cornellà de Llobregat y L’Hospitalet de Llobregat.






Método

Mientras uno de los ladrones despistaba a la víctima el otro accedía al coche para sustraer el bolso





Los detenidos están acusados de siete delitos de hurto, estafas bancarias y pertenencia a grupo criminal. Asimismo, el 1 de octubre, se detuvo a un hombre de nacionalidad india, de 45 años y vecino de Barcelona, como presunto autor de un delito de receptación y quien, tras declarar en sede policial, quedó a la espera de que lo cite el juez.

La investigación se inició durante el mes de agosto, cuando los investigadores de la comisaría de Martorell (Barcelona) detectaron un incremento de delitos de hurto siguiendo el mismo método delictivo, y el posterior uso indebido de las tarjetas de crédito sustraídas.


Para cometer los robos, uno de los miembros de la banda despistaba a la víctima, mediante el lanzamiento de algún objeto en el suelo, normalmente monedas, mientras otro aprovechaba el descuido para acceder al interior del vehículo con el objetivo de llevarse el bolso.


En Barcelona

Con las tarjetas robadas compraban bebidas alcohólicas que revendían










Los agentes lograron identificar a los autores de los hechos delictivos y constataron que mostraban una gran movilidad dentro del territorio catalán, pues habrían actuado en los municipios de Esparreguera, Martorell, Sant Andreu de la Barca, Arenys de Mar, Mataró, Reus y El Vendrell.

Posteriormente, los autores de los hurtos utilizaban las tarjetas de crédito sustraídas para comprar ilícitamente bebidas alcohólicas en diferentes comercios, y luego las revendían en un supermercado de Barcelona.

Finalmente, el 30 de septiembre, los investigadores localizaron y detuvieron a Rubí a los tres miembros del grupo, que quedaron detenidos como presuntos autores de siete delitos de hurto, estafas bancarias y pertenencia a grupo criminal.

Tras pasar a disposición judicial el pasado sábado, los tres miembros de la banda quedaron en libertad con cargos.









Source link