Los policías descubren que Marlaska les ha quitado 136 euros al mes de la equiparación



Interior ha impuesto finalmente el criterio que exigían los guardias civiles para el reparto del tercer y último tramo de la equiparación salarial y los agentes recibirán 145,73 de los 247 millones a distribuir, el 59% del total. Mientras tanto, los policías pierden dinero en el reparto final con respecto al prometido en su día por el Ministerio.

Después de que los sindicatos con representación en la Policía Nacional y las asociaciones profesionales de la Guardia Civil hayan sido incapaces en los últimos meses de pactar qué cantidad debía corresponder a cada Cuerpo, Interior ha resuelto la controversia aplicando el mismo criterio de 2018 -cuando se materializó el primero de los tres pagos- y que avaló la consultora Ernest & Young a la que le encargó el estudio comparativo de las retribuciones con los Mossos y la Ertzaintza.

Ese porcentaje se alteró ligeramente en 2019 (segundo abono), cuando pasó del 59-41 % al 57,28-42,72%.

Interior les ha quitado 136 euros al mes

Ahora, los agentes se disponen a recibir el tercer y último tramo (de 247 millones), que tenían que haber cobrado policías y guardias civiles a primeros de 2020 pero que lo harán como pronto en la nómina de noviembre, de una equiparación que tuvo su primera subida en 2018, su segunda el año pasado y que se completa este ejercicio.

En total, los funcionarios verán incrementado su sueldo en un 20% de media, lo que supone el mayor incremento de salario de la historia de ambos cuerpos. La subida total, cuantificada en 831 millones de euros, se dividió en tres tramos con el fin de que fuera progresiva y pudieran soportarlo las arcas públicas. Los dos primeros (308 y 249 millones) fueron ingresados en los bolsillos de los agentes en 2018 y 2019.

Sin embargo, desde la Confederación Española de Policía (CEP) denuncian que el reparto final no ha supuesto, como se dijo, una “equiparación completa y total”. Aseguran que, con el dinero que se cobre este año, se alcanzará una media de unos 425 euros brutos mensuales más y no los 561 que Interior prometió en su día.

Por lo tanto, una pérdida de 136 euros al mes, lo que supone una merma de casi 2.000 euros anuales por agente.

Critican que tampoco se ha tenido en cuenta a la segunda actividad y se ha vetado la ILP tramitada en el Congreso para aprobar una ley que impida desigualdades de salarios en el futuro.





Source link