Los suicidios en la Guardia Civil aumentaron en los últimos cinco años



La tendencia descendente en el número de suicidios de miembros de la Guardia Civil se ha visto truncada en los últimos años. Así lo indica el último “Informe en relación a la prevención e incidencia de las conductas suicidas en la Guardia Civil”, elaborado por el Servicio de Psicología de la Jefatura de Asistencia al Personal, que depende del Mando de Personal de la Dirección General de la Guardia Civil.

El documento, según ha podido saber Confidencial Digital, hace balance del número de casos registrados desde 1996 de guardias civiles que se han quitado la vida.

Tendencia a la baja que se revierte

La tendencia general apuntaba a una progresiva reducción de los suicidios, si bien siempre teniendo en cuenta que los casos consumados varían notablemente cada año: 20, 11, 8, 18, 11, 14, 7…

El vídeo del día


Llegada de Sánchez a Dakar (Senegal)

Para analizar este fenómeno, el Servicio de Psicología agrupó los casos confirmados en períodos de cinco años. En el primer período analizado, de 1996 a 2000, se registraron 83 suicidios en la Guardia Civil.

De 2001 a 2005 fueron 73 los guardias civiles que se quitaron la vida. En los siguientes cinco años continuó bajando: 62 suicidios. La tendencia a la baja continuó en 2011-2015, con 48 casos.

Sin embargo, las cifras de 2016 a 2020 muestran un repunte después de esa cadencia de descensos: en los últimos cinco años hubo 57 suicidios en la Guardia Civil.

Con esta agrupación por quinquenios, “para posibilitar un análisis amplio de una secuencia temporal de 25 años”, la Guardia Civil concluye que “se aprecia un claro descenso en los números de casos de suicidio producidos a partir del año 2001, si bien en el último quinquenio se ha elevado el número de casos respecto el período inmediatamente anterior (quinquenio 2011-2015)”.

En total, desde 1996 a 2020 se produjeron 323 suicidios consumados en el Instituto Armado. La edad media de los fallecidos es de 38,10 años, y la inmensa mayoría (97,52%) fueron hombres, frente a sólo el 2,48% (ocho casos) de mujeres.

En principio, la distribución territorial de los suicidios va pareja a las zonas donde hay más agentes: la comunidad con mayor número de casos fue Andalucía, con 71, seguida de Madrid, con 43.

La tasa media de suicidios en el período 2005-2020 es de 14,96 casos al año. Los picos se alcanzaron en el año 2002, con 21 suicidios, y en 2006, con 20. En los últimos años, las cifras oscilan entre 11 (2020), 9, 10, 15, 12…

Problemas de pareja

La Guardia Civil destaca que desde el año 2002 cuenta con un plan de prevención de conductas suicidas, que se ha actualizado varias veces. El documento actual es de 2010, el “Plan Preventivo de Asistencia Psicológica

El Servicio de Psicología utiliza una metodología denominada “Autopsia Psicológica”, con la que analiza la información que se consigue sobre los casos de guardias civiles que se quitan la vida. La investigación trata de determinar las causas más comunes que conducen al suicidio entre los guardias civiles.

Una de sus conclusiones es que “los principales factores que intervienen en la aparición de conductas autolíticas en el seno del Cuerpo, están fundamentalmente relacionados con cuestiones del ámbito personal de los sujetos (alrededor del 95% de los casos)”.

Más concretamente, “los problemas de pareja, como causa principal, han estado presentes en el 35% de los 176 suicidios consumados entre 2005 y 2019”.

Otra causa significativa son los rasgos anómalos de personalidad (17%) y los trastornos psicopatológicos (20%), que suman un 37%. Eso sí, se destaca que una sola causa no suele ser la desencadenante del suicidio, sino que suelen acumularse varias.

Las adicciones (7%), los problemas legales (5%), los problemas familiares (4%), una enfermedad grave (4%) son otros motivos detectados. También se consideran las relaciones con el mando, las relaciones con los compañeros, los problemas económicos y la agrupación de varias causas.

Mayor incidencia que en la población general

Con una comparativa de tasas de suicidio por 100.000 personas, se ve también que hay mayor incidencia de este problema entre los guardias civiles (hombres) y la población general de hombres. Entre los años 2009 y 2018, la tasa de suicidio entre los guardias civiles fue mayor en bastantes años, y la media es de 13,93 suicidios por 100.000 personas, frente al 12,12 de la población general.

Lo que destaca el informe es que los intentos de suicidio son menores a los suicidios consumados en general en los miembros de las Fuerzas de Seguridad. Al tener acceso a armas de fuego, el factor de letalidad es mayor en estos colectivos, incluidos los guardias civiles.

Piden más psicólogos

El informe sobre suicidios lo presentó el general jefe de la Jefatura de Asistencia al Personal ante el Consejo de la Guardia Civil, en el que están representadas las asociaciones profesionales del cuerpo.

Desde la Asociación Española de Guardias Civiles (AEGC) solicitaron el informe sobre “un tema tan sensible como los suicidios en la Guardia Civil”. Esta asociación señala que “los protocolos que se siguen son a nuestro juicio los correctos, pero la duda que nos queda es que con el escaso personal facultativo que hay en la Guardia Civil, es muy difícil llevarlo a cabo en su totalidad, extremo que también ha confirmado el Teniente General Jefe de Personal”.

Destacan la “excelente” labora que realizan los psicólogos de la Escala Facultativa, “pero para poder llevar a efecto este protocolo es muy necesario incrementar el numero de este personal”.

Por su parte, la Unión de Guardias Civiles destacó que “el mero hecho de visibilizar y ahondar en la problemática es un gran paso, según parecer de esta asociación”.

Señalan que ellos, como asociación llevan tiempo con una campaña que tiene como fin “evitar el alto índice de suicidios en la Guardia Civil”. Por ello han ido repartiendo folletos con información sobre las señales que “causan alerta” sobre comportamientos peligrosos, para que los compañeros de quienes muestren esas señales den la voz de alarma y presten ayuda a quienes podrían acabar suicidándose.

Charlas y un teléfono de atención

En la reunión del Consejo de la Guardia Civil y en el propio informe se aportan algunos datos adicionales sobre el problema del suicidio en el cuerpo.

Por ejemplo, se informó a las asociaciones de que durante el mes de febrero el teléfono de atención psicológica 24 horas, atendido por psicólogos, recibió sólo en el mes de febrero 22 llamadas de guardias civiles. A lo largo de 2020 fueron 281 llamadas, más que las 255 del año anterior.

Además, se llevan a cabo campañas con carteles y folletos para animar a quienes tengan problemas a pedir ayuda.

El Plan Preventivo de Asistencia Psicológica también contempla charlas y acciones formativas para prevenir conductas suicidas. En el año 2019 se impartieron 1.154 charlas en la Guardia Civil. En 2020 se redujeron a 107 acciones, en las que fue obligatoria la asistencia de todos los miembros del cuerpo entre los empleos de guardia civil y capitán. Asistieron el 65% de la plantilla entre ambos empleos, unas 45.000 personas.





Source link