Morir por hipotermia | Negra y Criminal | Cápsulas



Si el frío te sorprende lo primero que ocurrirá es que empezarás a tiritar para no perder calor. Si pierdes más calor del que puedes generar, empezarán los problemas.


Cuando la temperatura de tu cuerpo empieza a descender por debajo de los 35 grados, aparecen los primeros síntomas: la desorientación y la pérdida de memoria. Tu cerebro empieza a congelarse.

A los 33 grados dejaremos de tiritar y nuestros biorritmos serán cada vez más lentos. Los dedos y la nariz se congelarán y la circulación no fluirá. En ese momento comenzará una lenta agonía en la que desearás que todo funda a negro.



Source link