Movilizados los Tedax por un proyectil junto a la Audiencia Nacional


Los Tedax de la Policía Nacional tuvieron un día ajetreado en Madrid el jueves 29 de octubre. Aunque no ha trascendido hasta ahora, tuvieron que realizar dos intervenciones para comprobar que no hubiera un artefacto explosivo en sendos puntos de la capital de España; uno de ellos, las cercanías de la Audiencia Nacional.

Confidencial Digital ha podido saber, por fuentes policiales, que ese día la Policía recibió varios avisos por el hallazgo de lo que podría tratarse de un artefacto explosivo.

Uno de los avisos provocó que se desplazaran los Tedax a la calle García Gutiérrez, una vía poco conocida por su nombre, pero que es la vía lateral a calle Génova, en la que se encuentra la entrada principal de la Audiencia Nacional y que conduce a la Plaza de la Villa de París, donde se encuentra el Tribunal Supremo.

En torno a las ocho de la tarde del 29 de octubre la Policía Nacional detectó que un mendigo, de unos 50 años y, en apariencia, extranjero, se acercó al edificio de la Audiencia Nacional y abandonó un objeto. Dijo que se lo había encontrado en la basura, y se marchó inmediatamente, sin que los policías allí presentes llegaran a identificarle.

El objeto en cuestión parecía un proyectil, por lo que se movilizó a los Tedax. La unidad de desactivación de explosivos llegó al lugar, y el perro adiestrado no detectó que el proyecto tuviera material explosivo. Así que los agentes se aproximaron y analizaron el proyectil, que según algunas fuentes de cerca ya no parecía tanto un proyectil, sino otro tipo de munición.

También concluyeron que parecía no tener carga que representara un peligro, así que los Tedax lo recogieron y se lo llevaron para analizarlo en su base, en el complejo policial de Canillas, en Madrid.

ECD se puso en contacto con un portavoz de la Dirección General de la Policía para recabar más datos sobre este incidente. Al cierre de esta edición no se había recibido respuesta.

Un paquete en una residencia militar

Lo llamativo es que ese no era el primer aviso que había llevado a la Policía Nacional a desplegar a los Tedax en la ciudad de Madrid ese mismo día.

Horas antes, en torno a las dos del mediodía, la alerta había saltado en la calle López de Hoyos, número 317. La dirección correspondía a la Residencia Logística Militar ‘Inmaculada’, dependiente del Ejército de Tierra.

El vídeo del día

Podemos celebra que Cs se aleje de los Presupuestos.

Advertisement

En la correspondencia postal recibida ese día se incluía un sobre o paquete sospechoso, por presentar una textura fuera de lo normal y estar cubierto con una serie de dibujos, como escudos. El envío despertó sospechas y se dio aviso a la Policía Nacional.

Los agentes que se desplazaron al lugar desalojaron el edificio de la residencia. Acudieron los guías caninos, los Tedax y también efectivos de la Brigada Provincial de Información, la unidad dedicada, entre otros objetivos, a la lucha antiterrorista.

El sobre fue objeto de análisis por perros adiestrados, y también se utilizó un escáner. No se detectó presencia de material explosivo, pero se decidió (como se hizo después con el proyectil de la Audiencia Nacional) que los Tedax se llevaran el sobre, para comprobar si representaba algún riesgo de tipo químico y biológico, ya que ellos también se encargan de los incidentes NBQ.

Según las fuentes consultadas por ECD, al final se trató de una falsa alarma: al parecer, era tan solo un sobre que contenía un currículum.

Las primeras informaron que circularon en primer lugar en círculos policiales apuntaban que los lugares donde se habían producido avisos de bomba en Madrid el 29 de octubre eran distintos a los dos señalados, la Audiencia Nacional y una residencia militar.

Se apuntaba a que los Tedax habían tenido que intervenir en las cercanías de la sede en Madrid un partido político de ámbito nacional, y en una mezquita. El aviso de la sede del partido habría resultado ser una falsa alarma, pero el de la mezquita habría sido un artefacto real que tuvo que ser desactivado. Sin embargo, ECD no pudo confirmar la información sobre estos dos supuestos avisos.





Source link