Muere el sacerdote herido grave en la explosión de Madrid






El sacerdote herido en la explosión de la calle Toledo de Madrid, Rubén Pérez de Ayala, que fue ingresado grave en el Hospital de La Paz, ha fallecido este jueves de madrugada lo que eleva a cuatro el número de víctimas mortales del siniestro, han confirmado fuentes de la Archidiócesis de Madrid en su cuenta de Twitter.

El sacerdote, de 36 años, fue ingresado este miércoles tras la explosión en este centro sanitario con quemaduras de carácter grave. Según ha informado la Archidiócesis habría fallecido a las 1:42 horas de la madrugada de este jueves.

En el momento de la explosión, se encontraba junto a David Santos Muñoz revisando el estado de la caldera de gas del edificio, que llevaba un tiempo funcionando mal. Pérez Ayala fue ordenado sacerdote por el arzobispo de Madrid, el cardenal Carlos Osoro, el pasado mes de junio tras formarse en el seminario Redemptoris Mater de Madrid. La parroquia de Virgen de la Paloma, según ha apuntado la institución, era el primer destino como sacerdote de Pérez Ayala.

La explosión se produjo este miércoles en un edificio perteneciente a la Parroquia de la Virgen de la Paloma y San Pedro el Real, donde se encontraban los salones y la vivienda de los sacerdotes. Hasta ahora, entre las víctimas figuran dos hombres que transitaban por la calle en el momento de la deflagración y David Santos, un feligrés que había acudido a arreglar la caldera. 





Source link