¡No dejaban de gritar, ayuda, nos estamos quemando!






«¡No dejaban de gritar, ¡Ayuda, nos estamos quemando!» Cristina relata entre lágrimas la desesperación de los migrantes atrapados en el incendio de una nave ocupada en el barrio del Gorg en Badalona (Barcelona), que ha dejado tres víctimas mortales y 25 heridos.

Esta mujer de origen subasahariano es una de las supervivientes del siniestro y malvivía junto a otras 150 personas en situación de “extrema vulnerabilidad” en este edificio industrial de tres plantas ocupado desde hace una década.

Sobre las 20:00 horas de este miércoles, la situación se tornó dantesca. Las llamas devoraron con virulencia la nave en la que se encontraban hacinados colchones y numerosos enseres, se sucedían las explosiones y una intensa humareda dificultaba el acceso de los bomberos en un rescate a la desesperada.

“Muchas de las personas se subieron a los tejados y empezaron a hacer señales de auxilio con las luces de los móviles”, explica a TVE, Antonio, uno de los testigos del incendio.

Un testigo del incendio: «Saltaban por las ventanas para huir del fuego»

Calixto, vecino de toda la vida del edificio de enfrente, se mantuvo en vela toda la noche vigilando el fuego mientras los servicios de emergencia perimetraban la zona. “Hubo un momento en que empezaron a tirarse por la ventanas”, recuerda este hombre que añade que la mayoría de los migrantes «sin papeles» se dedicaban “a la chatarra y no daban problemas”.

Según relatan los testigos, unas 60 personas consiguieron salir por su propio pie y algunos comenzaron a huir. Mamadou cuenta angustiado como tuvo que dejar atrás a la hermana de un amigo, una de las fallecidas, en una tragedia anunciada agravada por la pandemia y la precariedad extrema.

Yemendai, otro de los supervivientes que se encontraba en la primera planta cuando saltaron las llamas, explica la odisea de una vida en los márgenes «llena de sufrimiento y sin permiso de trabajo».

«Intentamos apagar el fuego con agua de las fuentes porque el Ayuntamiento nos ha cortado el agua desde hace dos años. También estábamos sin luz y cuando empezó todo estábamos arreglando la corriente», desliza como posible causa del siniestro.

Las investigaciones se enfocan ahora en esclarecer el origen del incendio aunque otros testimonios apuntan a una vela. Decenas de migrantes está siendo atendidos por los servicios sociales, mientras expertos en derrumbes con la ayuda de drones inspeccionan los edificios arrasados y valoran su demolición.

Superviviente del incendio de Badalona: «Intentamos apagar el fuego, pero llevamos sin agua dos años»



Source link