Obras en la sede de los GEO para construir una ‘kill house’



La base del Grupo Especial de Operaciones (GEO) se va a actualizar y mejorar con la construcción de varias nuevas instalaciones dedicas al entrenamiento de los agentes que forman la unidad de élite de la Policía Nacional.

Fuentes cercanas explican a Confidencial Digital que próximamente se acometerán obras en la sede del GEO en Guadalajara con la idea de dar un salto cualitativo en las capacidades con que cuentan sus instalaciones.

Los trabajos previstos no modificarán las instalaciones actuales, sino que supondrán la construcción de dos nuevos espacios donde los ‘geos’ podrán ejercitarse.

Según las fuentes consultadas, los planes pasan por levantar un campo de tiro y una ‘kill house’ en la zona de la base que ahora mismo no tiene uso.

En la actualidad, la base del Grupo Especial de Operaciones cuenta con zonas de tiro exteriores, pero de pequeño tamaño, así como galerías de tiro en interior. Con las nuevas instalaciones, contará con espacios más amplios y funcionales donde ejercitarse.

¿Qué es una ‘kill house’?

Una kill house (también conocida como ‘shoot house’) es una construcción que imita una vivienda u otro tipo de espacios residenciales, de oficinas o urbano. Se levantan paredes, pasillos, puertas, ventanas, incluso en varios pisos, de forma que militares o policías pueden entrenar con frecuencia intervenciones como aproximaciones e inserciones en ese tipo de edificaciones.

Se da la circunstancia que hace cinco años, con motivo de los ataques yihadistas en París que incluyeron un secuestro de rehenes en un supermercado de alimentación judía, algunos agentes de los GEO se quejaron precisamente por no tener una ‘kill house’ para practicar el asalto que tuvieron que realizar lo miembros del Groupe d’Intervention de la Gendarmerie Nationale (GIGN), el equivalente francés de los GEO de la Policía Nacional española.

Era 2015 y algunos ‘geos’ denunciaron por entonces que en su base de Guadalajara no tenían las instalaciones y medios necesarios para entrenar precisamente las situaciones para las que se les requiere, desde secuestros y tomas de rehenes hasta asaltos a aviones, trenes, barcos…

Tomas de rehenes, bases de terroristas…

La normativa reguladora del Grupo Especial de Operaciones establece que su misión es llevar a cabo aquellas operaciones que no pueden realizar otros miembros de la Policía Nacional debido a su alta peligrosidad o en las que se exige una especial cualificación. Se citan varios ámbitos:

Liberación de personas secuestradas o tomadas como rehenes.

– Reducción o neutralización de los integrantes de bandas terroristas, grupos armados o delincuentes peligrosos.

– Apertura y entrada en los lugares utilizados por los componentes de bandas terroristas y de grupos de delincuencia organizada.

– Ejecutar los dispositivos de protección de personas y bienes que se les encomienden y precisen una especial cualificación.

– Prestar servicio de seguridad en las sedes de las representaciones diplomáticas y consulares de España en el extranjero, cuando se considere oportuno.

– Realizar reconocimientos subacuáticos tendentes a la búsqueda de víctimas, artefactos explosivos o cualquier otro efecto utilizado para la comisión de un hecho delictivo.

– Realizar cualquier servicio cuya ejecución precise una especial cualificación.

Y se añade que “estas operaciones se justifican por el efecto disuasorio, intimidatorio y resolutivo de los integrantes de la unidad, reduciendo el riesgo al mínimo ante una posible respuesta de los delincuentes”.





Source link