Paseo infantil en coche patrulla por La Mina



Antes de nada conviene aclarar que las imágenes del video que acompaña esta pieza se grabaron antes de que fuera obligatorio el uso de las mascarillas, hace dos meses para ser exactos. Eso primero. Lo segundo es que no ha sido hasta ahora que se han difundido. Lo tercero que tras comprobar los responsables de la comisaría de Sant Adrià del Besòs que el policía paseó a un grupo de menores del barrio de La Mina en su coche patrulla antes de que se intensificaran las restricciones por la crisis sanitaria, en principio el asunto no tendrá más recorrido que una nota informativa sin consecuencias para el mosso.





Y ahora, contemos los hechos. La fecha es de junio, aproximadamente, antes de la obligatoriedad del uso de protectores bocales y las distancias de seguridad. Es de noche y un vehículo policial de los Mossos d’Esquadra, concretamente el cabo que ese día hacía funciones de jefe de turno, circula a poca velocidad y sin distintivos por el paseo central de la plaza de Camarón, el corazón del barrio. De repente, el coche se detiene y de la puerta del copiloto empiezan a descender menores. Luego suben otros y el vehículo reinicia el paseo, mientras es jadeado por algunas mujeres que a la fresca están sentadas en los alrededores y contemplando la escena.

El video empezó a circular ayer entre los policías de Sant Adrià del Besòs. Hay opiniones para todos los gustos. Unos no entienden qué hace un uniformado paseando menores en un vehículo policial, advirtiendo que esa no es su función, y mucho menos sin usar cinturón. Pero son muchos más los que contextualizan las imágenes en ese barrio de una gran complejidad social, donde mayoritariamente los vehículos policiales son apedreados, aunque hay que recordar que también se sucedieron durante el confinamiento imágenes de los vecinos asomados a los balcones aplaudiendo a los mossos y la policía municipal durante los primeros días de encierro.





El mando en cuestión que pasea a los pequeños es un veterano de La Mina, muy involucrado en las relaciones de la comisaría del barrio con los colectivos más desfavorecidos, y dinamizador de múltiples iniciativas como concursos infantiles de dibujo y actividades que acerquen a la policía al barrio. Es por eso que los uniformados que patrullan a diario en esas calles de Sant Adrià conocen bien el valor de esas imágenes. De lo que significan en un futuro inmediato en cuanto a la visión y la empatía que esos menores tendrán al crecer de la autoridad. “Esa policía a mi me representa”, admitía este mediodía un viejo mando de Mossos d’Esquadra que en su dilatada trayectoria también pasó por Sant Adrià.







Source link