Policías reclaman armas largas y escudos frente a los narcos de Cádiz



Tres guardias civiles recibidos a tiros en una operación antidroga. Un policía nacional herido grave en un brazo y en una pierna al ser embestido su coche patrulla por un todoterreno cargado de fardos de hachís. Son dos de los incidentes ocurridos en los últimos días entre narcotraficantes y agentes de las Fuerzas de Seguridad en la provincia de Cádiz, así como en algunos otros puntos de Andalucía como Málaga.

La agresividad de los traficantes de drogas provocó ya hace un par de años que el Ministerio del Interior reforzara la presencia de la Guardia Civil y la Policía Nacional en la zona del Campo de Gibraltar, sobre todo, y en otras comarcas gaditanas, para luchar contra la expansión de esas redes criminales.

Ante los últimos casos, casi todos los sindicatos de la Policía y asociaciones profesionales de la Guardia Civil han pedido a Interior que tome medidas para acabar con este problema de seguridad.

La Confederación Española de Policía (CEP) ha enviado una carta al director general de la Policía, Francisco Pardo Piqueras, para que apruebe un “Plan Integral de equipamientos”, ya que a su juicio “el presupuesto dedicado por Interior ahora mismo es muy insuficiente”.

Según este sindicato policial, los ataques de los narcos demuestran la necesidad de que las unidades de la Policía Nacional en Cádiz y otras zonas de Andalucía se doten de más y mejores medios materiales.

“Necesitamos muchos más vehículos todoterreno, coches y motocicletas con mayor potencia, medios tecnológicos de vigilancia y seguimiento, drones, armamento adecuado para esta amenaza”, como serían armas largas para no enfrentarse con pistolas a traficantes que ya esgrimen armas largas, así como “medios no letales de intervención (defensas extensibles y pistolas eléctricas), chalecos antibalas suficientes, escudos balísticos, cascos blindados, etc”, aseguran desde CEP.

Lamentan que hasta ahora estos medios “no llegan o lo hacen con cuentagotas porque desde el Ministerio del Interior no se dedica más dinero a unos medios que salvan vidas y protegen a los policías en las intervenciones”.

En la carta al director general de la Policía señalan que en los dos últimos años una docena de agentes del cuerpo han sufrido ataques de narcotraficantes, y si se incluye a los guardias civiles la cifra asciende por encima de 50.

También reclaman que el Ministerio del Interior reconozca la provincia de Cádiz como zona de especial conflictividad para que los policías allí destinados reciban un suplemento para que no se marchen todos a otros destinos: “El riesgo que viven y su esfuerzo es totalmente equiparable a la lucha contra el terrorismo. Y eso no se arregla solo con refuerzos de unidades llegadas desde fuera, que son necesarias ahora y en el futuro; hay que aprobar mejoras en las condiciones económicas para los policías que viven y trabajan allí”.





Source link