Protocolo de la Guardia Civil contra la violencia de género dentro del cuerpo



Las Fuerzas de Seguridad desempeñan un papel clave en la protección de las víctimas de la violencia de género. La Policía Nacional, la Guardia Civil y otros cuerpos tienen unidades especializadas en esta problemática. Pero, ¿qué hacer cuando la víctima, el autor o ambos son ellos mismos miembros de un cuerpo policial?

A esa cuestión trata de dar respuesta la Guardia Civil. Confidencial Digital ha podido saber que la Dirección General del Instituto Armado ha puesto en marcha un grupo de trabajo que tiene por objeto redactar y elevar para su aprobación un “Protocolo interno de actuación ante supuestos de violencia contra la mujer”.

Los mandos han presentado el plan ante las asociaciones profesionales de guardias civiles, que podrán enviar propuestas e ideas para redactar el documento. Desde la Dirección General les han trasladado algunas pautas que pretenden incluir en el protocolo, que “parte de cero” al no haber protocolos similares en instituciones y organizaciones análogas a la Guardia Civil.

El vídeo del día


La compraventa de viviendas se desploma un 17,7% en 2020

Plan de Igualdad y plan contra la violencia

Con el protocolo, la Dirección General pretende dar cumplimiento al Plan de Igualdad de la Guardia Civil, que tiene como sexto eje “mejorar la prevención y erradicación de los distintos tipos de acoso, las actitudes sexistas, el trato discriminatorio por razón de sexo, género u orientación sexual y otras violencias de género”.

También se enmarca en el Plan de Acción de la Guardia Civil contra la violencia sobre la mujer, que se presentó en noviembre de 2020, y además cuenta con la base de los protocolos frente al acoso laboral y frente al acoso sexual y por razón de sexo que aprobó el director general en julio de 2019.

Ese plan de acción contempla, en la parte de “Formación, concienciación y divulgación”, la necesidad de “realizar campañas de concienciación para personal de la Guardia Civil, en general, y desarrollar y poner en marcha un Protocolo interno que regule la actuación ante supuestos de violencia sobre la mujer que afecten a personal del Cuerpo”.

Violencia física, sexual y psicológica

Ese protocolo desarrollará, al menos, los derechos de las personas afectadas por violencia de género que tenga vinculación con la Guardia Civil, así como de los acusados; las medidas de protección a las víctimas y denunciantes; y los mecanismos de actuación ante un caso de este tipo.

En su protocolo, la Guardia Civil va a recoger la definición que hace el Convenio de Estambul de la violencia contra la mujer por razones de género: “Violencia contra una mujer porque es mujer o que afecte a las mujeres de manera desproporcionada”.

El ámbito del protocolo abarcará “cualquier tipo de violencia”, ya sea física, sexual e incluso psicológica, ejercida contra las mujeres “por quienes sean o hayan sido sus cónyuges o relación, aún sin convivencia”. La protección se extenderá a los hijos menores de edad.

Medidas internas sobre el arma, el pabellón…

El protocolo tratará de regular las medidas de protección y recuperación de la víctima, tanto externas como internas. Las externas se refiere a la forma de acceder a aquellas medidas generales para todas las víctimas de la violencia de género.

Las internas hacen referencia a medidas propias de la Guardia Civil, por ejemplo para las agentes que sean víctima de este tipo de violencia: cómo prestarle protección, asistencia y apoyo, medidas sobre el pabellón en el que resida, flexibilidad en la jornada laboral

Para perseguir el delito, también se baraja incluir sanciones y medidas hacia los autores (presuntos, o condenados) de violencia de género. Afectarían al uso del arma, la suspensión del servicio, también la posibilidad de trasladarle de pabellón, y otras cuestiones similares.

También se recogerán medidas de prevención, procedimientos internos tras la denuncia, así como acciones de sensibilización y de difusión para que las víctimas den el paso de denunciar .

En su análisis previo a la elaboración del protocolo, la Dirección General ha recopilado los datos que muestran “situaciones de violencia de género en la Guardia Civil” entre los años 2016 y 2020.

Aporta tres datos: en esos años hubo 26 guardias civiles víctimas de violencia de género; 335 guardias civiles autores de delitos de violencia de género; y 13 casos en los que tanto la víctima como el autor eran guardias civiles.

Recogen propuestas

Asociaciones profesionales como la Unión de Guardias Civiles (UniónGC) se encuentran recogiendo propuestas y aportaciones, para llevarlas a las reuniones del grupo de trabajo que se ha formado para definir este nuevo “Protocolo interno de actuación ante supuestos de violencia contra la mujer”.

Una vez que se alcance un texto más o menos consensuado, se llevará al Consejo de la Guardia Civil para ser ratificado antes de que la Dirección General lo apruebe de forma definitiva.





Source link