Redoblan la búsqueda en el mar de las dos niñas desaparecidas






El delegado del Gobierno en Canarias, Anselmo Pestana, ha informado este martes de que se ha ampliado la búsqueda por mar siguiendo las corrientes hacia el sur de donde se encontró la embarcación de Tomás Antonio G.C., el padre desaparecido con sus dos hijas hace una semana en Tenerife.

Anselmo Pestana, que ha comparecido ante los medios de comunicación junto al general jefe de la Guardia Civil en las islas, Juan Miguel Arribas, ha subrayado que están abiertas todas las hipótesis en cuanto a la desaparición de este padre y sus dos hijas, Anna y Olivia, de 1 y 6 años de edad.

El delegado del Gobierno en Canarias ha insistido asimismo que continúa el operativo de búsqueda por tierra, mar y aire y que tiene previsto en las próximas horas ponerse en contacto con la familia para informar del desarrollo de la investigación, ya que se ha declarado el secreto del sumario, además de transmitirles «toda la comprensión y el apoyo de toda la sociedad canaria y española».

«Sabemos el nivel de sufrimiento que pueden tener ante la desaparición de sus dos niñas», ha manifestado, Pestana, quien ha subrayado que el equipo de investigación está «muy volcado y comprometido». Ha pedido que se preserve la esperanza de la familia de encontrar a las niñas con vida y ha deseado que «ojalá eso pueda ocurrir».

Una lancha a la deriva

El hombre zarpó por última vez desde la Marina de Tenerife, en el puerto de Santa Cruz, a primera hora de la madrugada del 28 de abril, y entonces fue visto solo, sin la compañía de las niñas, cargando varias maletas y bolsos en su embarcación, una lancha de unos seis metros de eslora.

El barco fue localizado horas más tarde a la deriva y sin nadie a bordo frente al Puertito de Güímar. En esa zona, el dispositivo de búsqueda localizó flotando en el mar una silla de retención infantil de una de las niñas.

Es precisamente ahí donde efectivos del Grupo Especial de Actividades Subacuáticas (GEAS) de la Guardia Civil están realizando inmersiones estos días, junto con tres embarcaciones de Salvamento Marítimo, que cuentan con el apoyo desde el aire de un helicóptero del 112. Además, el Helimer 211 ha estado sobrevolando un área alejada de la costa.

El padre pudo recibir ayuda externa

La investigación discurre por diversas vías y una de las hipótesis contempla que una o varias personas ayudaran a Tomás Antonio G.C. a llevar adelante un plan preconcebido. Antes de que se le perdiera el rastro, el padre habló por teléfono con la madre de las niñas, de la que estaba separado, y le dijo que nunca más las volvería a ver ni a él tampoco.

El rastreo por mar y aire se ha ido extendiendo con el paso de los días hacia el suroeste de Tenerife y también en zonas más alejadas de la costa, siguiendo el curso de las corrientes.

En paralelo, la Guardia Civil continúa con varias pesquisas en tierra, como por ejemplo un segundo registro en la vivienda de Igueste de Candelaria que tuvo lugar este lunes, esta vez con la intervención de agentes de la unidad central operativa (UCO), especializada en los casos más complicados.



Source link