Salvamento Marítimo desplegará drones para detectar pateras en el mar



Salvamento Marítimo va a mejorar y aumentar los medios materiales con los que ‘peina’ las aguas españolas, muchas veces interceptando pateras y rescatando a los inmigrantes sin papeles que ocupan estas embarcaciones que pretenden llegar desde África hasta territorio español.

Confidencial Digital ha podido consultar una respuesta parlamentaria en la que el Gobierno de Pedro Sánchez detalla algunas novedades que incorporará la Sociedad de Salvamento y Seguridad Marítima, la sociedad pública (controlada por el Ministerio de Transportes) que se dedica al rescate de vidas humanas en el mar territorial de España.

El Ejecutivo respondió a una pregunta del diputado de EH Bildu Jon Iñarritu, que pidió datos sobre el despliegue de Salvamento Marítimo para hacer frente a la avalancha de pateras que llegan a las Islas Canarias desde hace un año.

El vídeo del día


Sánchez y Casado abren campaña madrileña con acusaciones de corrupción

En la respuesta, el Gobierno indica que “el objetivo de mejorar la eficacia y eficiencia de la flota marítima y aérea de la Sociedad de Salvamento y Seguridad Marítima figura enmarcado en el Plan de Actuación de Salvamento 2019-2021, dentro de la línea estratégica de modernización de los medios”.

Ese plan contempla distintas incorporaciones de medios materiales: entre otros, de drones.

Drones de detección automática

“El Plan de Actuación plurianual prevé, dentro del proyecto iSAR financiado con fondos europeos, iniciar la prueba de aeronaves no tripuladas”, indica el Gobierno. Esas aeronaves no tripuladas tendrán “con capacidad de detección automática de blancos, incluso en operaciones nocturnas”.

Es decir, se trataría de drones capaces de detectar de forma automática embarcaciones en la zona del mar territorial en que fueran desplegados, y avisar de ello al centro de control para adoptar las medidas oportunas, como puede ser enviar una patrullera a su encuentro.

La duración del proyecto iSAR llega hasta el año 2023 “y está vinculado a Canarias”. Contempla también “potenciar las comunicaciones satelitales para integrar las señales de sensores, comunicaciones e información gráfica en un centro de control de misión”.

Innovación en los medios materiales

A la vista de la respuesta parlamentaria del Gobierno, fechada el pasado 26 de enero, cabe entender que esos drones aún no han entrado en funcionamiento pero lo harán próximamente, o al menos así está contemplado.

El Plan de Actuación de Salvamento 2019-2021, según ha comprobado Confidencial Digital, menciona en varias ocasiones las aeronaves no tripuladas como novedad.

Dentro del objetivo de ese plan de alinearse con la estrategia de transporte europeo, se contempla que “la incorporación de nuevos tipos de medios que sumen capacidades al servicio como los aviones no tripulados; la renovación de los medios obsoletos de la flota marítima y aérea que garantice la máxima operatividad del sistema de salvamento; y la construcción y renovación de centros de coordinación de salvamento y de bases estratégicas como infraestructuras operativas básicas para la prestación del servicio; son todas ellas iniciativas que impulsarán la eficacia y eficiencia del servicio”.

También se menciona en otro punto del documento el objetivo de “impulsar la innovación en los campos del salvamento, de la protección del medio ambiente marino y del control del tráfico marítimo supone incorporar nuevas capacidades a estos servicios. Hay tecnologías incipientes que tienen posibilidades de aplicación en estos ámbitos, como son el uso de aviones no tripulados, el desarrollo de sensores de detección o el avance en oceanografía operacional”.

“Con sensores de última generación”

Una línea estratégica del plan 2019-2021, referente a la “Modernización de medios” de Salvamento Marítimo, tiene por objetivo “mejorar la eficacia y eficiencia de la flota mediante la incorporación al servicio de un remolcador de gran capacidad, una patrullera, aviones no tripulados y la renovación de unidades aéreas y marítimas que sustituyan a las más obsoletas; mejorando las capacidades y adecuando sus recursos a los flujos migratorios”.

Entre las acciones enmarcadas en esa línea estratégica está la de “incorporar aeronaves no tripuladas dotadas con sensores de última generación, incrementando así las capacidades de respuesta en emergencias de salvamento de la vida humana en la mar y de contaminación marina, así como reforzando la función inspectora en el marco del cumplimiento del control de las emisiones atmosféricas de los buques”.

Dentro de otra línea para mejorar la coordinación de servicios de emergencia se habla de “fomentar la cooperación con la Agencia Europea de la Seguridad Marítima, obteniendo el máximo provecho de los servicios suministrados por ésta tales como medios de contención, unidades marítimas, aviones no tripulados, etc.”.

Detección de personas en el agua

El programa citado por el Gobierno en su respuesta, el iSAR, se menciona como el “programa de innovación integral i-SAR”. Su objetivo es “impulsar un sistema innovador de detección de personas y contaminación, integrado en un único programa de compra pública innovadora”.

Consiste en poner en marcha un “proyecto piloto de desarrollo de sensores inteligentes; instalación de los sensores en aeronaves no tripuladas, helicópteros, aviones y unidades marítimas; y desarrollo de la comunicación unidad‐CCS”.

Entre otras acciones, este “programa de innovación integral i-SAR” se concreta en la “incorporación de aeronaves no tripuladas al servicio dotadas con sensores inteligentes”. También supone “continuar con el desarrollo de sensores inteligentes que faciliten la detección de personas en el agua así como contaminaciones e instalación de sensores en un número piloto de unidades”, se entiende que en otras aeronaves, como por ejemplo helicópteros o aviones utilizados por Salvamento Marítimo para buscar embarcaciones y personas en el mar.

En una iniciativa similar a esta, Salvamento Marítimo planificó para el período 2019-2021 “incrementar la capacidad de detección mediante la modernización e instalación de nuevos sensores en unidades aéreas, aeronaves de ala fija; así como iniciar experiencias con el uso de drones”.

Para ello, preveía instalar cámaras térmicas en los medios marítimos, actualizar los sensores y el software de búsqueda y detección de las aeronaves de ala fija, así como “iniciar la incorporación de aviones no tripulados mediante la realización de programa de pruebas con los aviones no tripulados puestos a disposición por la Agencia de Seguridad Marítima Europea”.

Nuevas patrulleras

No sólo se van a incorporar drones, sino que el Plan de Actuación también contempla la renovación de las unidades marítimas más obsoletas de Salvamento Marítimo.

El Gobierno explicó en su respuesta parlamentaria a EH Bildu que “en 2021 se prevé recibir dos nuevas Salvamares e iniciar la construcción de un nuevo remolcador, así como iniciar la construcción de una nueva patrullera tipo Guardamar; mejorando las capacidades y adecuando los recursos a las necesidades cambiantes de la Sociedad, como son los flujos migratorios”.

También se explaya en las medidas que ha tomado en los últimos meses para reforzar los medios destinados en Canarias frente a la avalancha de pateras que llegan al archipiélago.

“Debido a la actual crisis migratoria, la Sociedad de Salvamento y Seguridad Marítima tiene basado en las Islas Canarias un amplio despliegue de medios compuesto actualmente por:

2 Centros de Coordinación de Salvamento, en Las Palmas y Santa Cruz de Tenerife.

 1 Base de equipos de salvamento y lucha contra la contaminación, en SC Tenerife.

2 Helicópteros AW139 de salvamento, en Las Palmas y Tenerife Sur.

1 Avión CN235 de búsqueda y salvamento marítimo, en Las Palmas.

2 Buques remolcadores, en Las Palmas y SC Tenerife.

10 Embarcaciones de rescate tipo Salvamar, de 21 metros.

3 Patrulleras de salvamento tipo Guardamar, de 32 metros (de ellas, una Guardamar se incorporó en septiembre pasado, y otra más ha completado el dispositivo la segunda semana del presente mes)”.

También se han acometido “refuerzos de tripulantes en las unidades con más intervenciones y con la incorporación de una tercera tripulación, adicional a las dos con las que ya cuenta, a la Salvamar Menkalinan, que es la unidad de este tipo que actualmente realiza más rescates”.

Por ejemplo, se han tomado medidas como el traslado de la patrullera Salvamar Alborán desde su base habitual en el puerto de Playa San Juan, Tenerife, a Mogán, Gran Canaria, el refuerzo de las tripulaciones de dos de las patrulleras tipo Guardamar ya desplazadas a Canarias con las respectivas incorporaciones de una tercera tripulación adicional a las dos con las que cuenta cada embarcación, y la adición de cuarto tripulante a la dotación de cada una de las tripulaciones de cuatro embarcaciones tipo Salvamar (Salvamar Al Nair, Salvamar Alpheratz, Salvamar Mizar y Salvamar Alborán).

A ello cabe añadir que se han incorporado “60 tripulantes al dispositivo, de los cuales 28 son nuevas incorporaciones y el resto son las tripulaciones de las nuevas unidades incorporadas al dispositivo desde septiembre, procedentes de otras zonas. La dotación de medios humanos en las unidades marítimas en Canarias previa al pasado verano era de 126 tripulantes”.





Source link