Sant Cebrià de Vallalta epicentro de una organización internacional de tráfico de marihuana


Mossos de la comisaría de Arenys de Mar -Maresme- han desarticulado una organización criminal dedicada al tráfico de drogas a gran escala, ya que su producción era vendida a varios países de la Unión Europea. Los agentes realizaron un macrodispositivo que tuvo lugar el día 11 de noviembre en el que se detuvieron a 16 personas y se realizaron ocho entradas y registros en las poblaciones de Sant Cebrià de Vallalta, Blanes, Vilanova del Vallès, Caldes de Montbui, Castellar del Vallès y Sallent.

En el operativo participaron más de 100 efectivos de los Mossos de diferentes unidades de investigación y de la División de Investigación Criminal de la Región Policial Metropolitana Norte, así como del Área Regional de Recursos Operativos, Unidad Canina, Seguridad Ciudadana y agentes de la unidad de Investigación del Bages





La investigación, que se inició el año pasado, permitió detectar que en una casa de Sant Cebrià de Vallalta se podría estar realizando actos de cultivo de marihuana, de forma paralela los investigadores también saber que podría haber otra casa en la zona de Tordera dedicada a la misma actividad ilícita. Las pesquisas policiales, que hizo la Unidad de Investigación de la comisaría de Arenys, pusieron de relieve una estructura delincuencial perfectamente organizada que se dedicaba de forma exclusiva al cultivo y comercialización de sustancias estupefacientes, concretamente marihuana.

Plantación de marihuana de la banda albanesa desarticulada en Sant Cebrià de Vallalta
Plantación de marihuana de la banda albanesa desarticulada en Sant Cebrià de Vallalta
(CME / DGCG)

Los investigadores conocieron que la organización utilizaba varias casas en urbanizaciones de diferentes poblaciones del territorio donde tenían complejas instalaciones eléctricas y conexiones fraudulentas para conseguir plantaciones a pleno rendimiento. También se desveló que los propietarios de las explotaciones se estructuraban de forma coordinada para poder hacer un seguimiento exhaustivo de cada centro productor para poder recoger el fruto y proceder a su envasado para su posterior venta o traslado al lugar de destino.

Los miembros de la organización, todos ellos de nacionalidad albanesa, distribuían toda la producción de la marihuana que se cultivaba en Catalunya en los países de la Unión Europea donde el precio del kilogramo puede llegar a superar los 5.000 euros. Los investigadores también pudieron comprobar que, con parte de los beneficios de la venta de la droga adquirían nuevos vivienda o naves industriales para ampliar su mercado de la marihuana.





Con esta operación se ha podido actuar sobre el organigrama en su conjunto y en gran parte de sus explotaciones. El día 11 de noviembre se hicieron ocho entradas y registros en varias propiedades de los investigados, siete casas y una nave industrial, con el siguiente resultado: 12.212 plantas de marihuana en diferentes estadios de crecimiento, 113 kilos de cogollos de marihuana empaquetada al vacío y preparada en un vehículo para su comercialización en el mercado ilegal, dos armas de fuego, 98.000 euros en efectivo y cuatro vehículos. El valor total de las sustancias decomisadas rondaría el millón de euros. Se calcula que la organización obtenía unos 4.000.000 de euros de beneficio anuales con la venta de la droga.

Los Mossos detuvieron a 16 personas, todas ellas de nacionalidad albanesa, y edades comprendidas entre los 20 y los 49 años. Los detenidos, la mayoría sin antecedentes, pasaron el viernes 13 de noviembre a disposición judicial en el juzgado de instrucción encargado del caso de Arenys de Mar, dos a prisión y el resto libertad con cargos con medidas cautelares.







Source link