Se difundieron audios donde contaba que había abusado de su hija: fue liberado por falta de pruebas



Los audios son aberrantes. Los archivos de voz de Whatsapp en los que un hombre daba detalles de cómo había engañado a su hija de 6 años “con un chupetín” para que le hiciera sexo oral se viralizaron la semana pasada en pocas horas, junto a la versión de que el protagonista de esos audios había estado detenido pero había sido liberado con el argumento del “desahogo sexual”, que no fue cierta. 

Sin embargo, la investigación judicial recién estaba empezando, y J.A.C., quien vive en El Jagüel –partido de Esteban Echeverría-, fue detenido el domingo pasado en Ezeiza, tras 11 allanamientos. Un grupo de vecinos había intentado quemarle la casa luego de la difusión de esos audios. 

Según publica este jueves Infobae, J.A.C. estuvo detenido entre el domingo y el miércoles, y fue liberado porque el juez de garantías Javier Maffucci Moore, de Esteban Echeverría, consideró insuficiente como prueba el reconocimiento de la voz del acusado por parte de la madre de la nena. 

“Los mensajes de whatsapp pueden servir de prueba pero para ello es necesario e indispensable la práctica de todas aquellas tareas periciales que permitan asegurar el verdadero origen de esa comunicación, la identidad de los interlocutores y la integridad de su contenido. Nada de lo cual se ha hecho todavía en autos donde lo único que media es la afirmación de la madre de la menor acerca de que la voz que ella escuchó en esos audios se corresponde con la del imputado”, detalló el juez en su denegación a la que tuvo acceso Infobae.

“Del análisis exhaustivo de todo lo que se ha hecho a la fecha en este expediente no se colige la existencia de elementos de juicio que permitan no solo mantener la detención del imputado, sino que tampoco habilitaban a que se procediera, como se lo hizo, prematuramente a su detención”, agregó. 

El juez también valoró que en los allanamientos, en el informe médico y en las entrevistas con la niña “no se ha hecho ninguna referencia explícita a los hechos que aquí se investigan”. 

Sin embargo, para la fiscal Magdalena González de la UFI N°3 del mismo partido J.A.C. debería haber permanecido detenido, y aunque se opuso a la liberación, el juez Maffucci Moore la dispuso. 

Los investigadores analizarán también el teléfono en donde están los audios, que habría sido vendido por el acusado sin borrar los audios que luego se viralizaron. 





Source link