Sin pistas del cadáver de Marta Calvo un año después



Marta Calvo desapareció hace un año, y su caso todavía tiene cosas por resolver. Pese a que existe un autor confeso de su asesinato, el colombiano Jorge Ignacio, este ahora lo niega, y no colabora con la investigación de la policía. Se resiste a desvelar la localización del cuerpo de la joven valenciana, que tenía 25 años.

Según su primera declaración a la Guardia Civil, Marta murió a las 5 de la tarde. Minutos después Jorge se monta en su coche y conduce 8 Km para tirar la ropa, el bolso y el móvil de su víctima. Sigue su funesta ruta en tres pueblos distintos donde compra bolsas y guantes, ácido y serruchos. De vuelta a su casa descuartiza el cadáver, y reparte los restos en 9 bolsas. Al día siguiente se deshace del cuerpo en cubos de basura de varios pueblos en un radio de 13 kilómetros. Se aleja 50 km para deshacerse de los serruchos. Han pasado 24 horas frenéticas, de vuelta al lugar del crimen, comienza a limpiar, una tarea que según los indicios termina con su madre. Al volver ésta a Palma se lleva ropa, la tablet y el rúter del presunto asesino, su hijo, y allí se lo requisa como prueba la Guardia Civil. El coche donde ha trasladado los restos se lo entrega a un amigo cuando se cierra sobre él el cerco policial.







Source link