Trabajos a contrarreloj para evitar que las prisiones se queden sin alimentos en las próximas horas


Poco a poco ha ido llegando el relevo de trabajadores a las cárceles madrileñas después de más de 72 horas de jornada ininterrumpida tras la gran nevada del pasado viernes. Ahora lo que más preocupa en los centros penitenciarios es el suministro de alimentos. Los funcionarios están trabajando a contrarreloj y con herramientas caseras con el objetivo de que puedan llegar los camiones de reparto. Algunas prisiones aseguran que solo tienen comida para la población reclusa hasta el miércoles.

Palas, carretillas cogidas de los cursos de albañilería que reciben los internos o pequeños camiones de carga con palés atados en el frontal del vehículo son algunas de los utensilios improvisados que están utilizando los funcionarios de prisiones y algunos presos para limpiar los accesos a las cárceles tras el paso de ‘Filomena’. 

WhatsApp Image 2021-01-11 at 13.10.33 (1)

Todas las carreteras de camino a los centros, que durante el fin de semana estuvieron bloqueadas como la de Aranjuez, Navalcarnero o la de Valdemoro, ya están despejadas, pero el problema se ha reducido a los accesos directos a las prisiones. 

Muchas de ellas, alejadas de los grandes núcleos urbanos, tienen un pedazo de carretera propio que los trabajadores han tenido que despejar ayudándose de material de la cárcel para evitar dejar los centros aislados. Hasta mitad de este lunes no se había desbloqueado, por ejemplo, la cárcel de Aranjuez.  WhatsApp Image 2021-01-11 at 13.11.00

“La rampa y la glorieta se ha desatascado gracias a los funcionarios”, explican desde la prisión. Allí, quedaron atrapados dos familiares de internos que acudieron a visitar a última hora de la tarde y no pudieron marcharse. Un camión de bomberos fue a rescatarles el sábado por la tarde. Se ha caído además una parte del techo del parking encima de los coches aparcados que muchos trabajadores tenían el viernes. Algo que también ha sucedido en la prisión de Ocaña en Toledo donde han quedado cuatro vehículos aplastados. WhatsApp Image 2021-01-11 at 13.11.00 (2)

No hay pan 

El principal temor en las próximas horas es que los centros queden desabastecidos de alimentos y tabaco. La Secretaría de Instituciones Penitenciarias asegura a Confidencial Digital que se hará lo posible para que esto no ocurra. 

Sin embargo, trabajadores de algunos centros como el de Navalcarnero explican que ya empiezan a producirse dificultades. “Desde ayer no tenemos pan en ninguna de las prisiones. Tenemos comida en el almacén para martes y miércoles, si no llegan antes los camiones será un problema”, relata un funcionario. 

Lo mismo ocurre en la prisión de Aranjuez, donde explican que tienen suministros para subsistir como pasta o arroz, pero que necesitan mucha más variedad de comidas para que no empiece a repartirse raciones distintas a los reclusos lo que podría generar conflictos entre ellos, según estas fuentes. WhatsApp Image 2021-01-11 at 13.11.00 (1)

El vídeo del día


El Ejército ayuda en la limpieza de pistas del aeropuerto de Barajas, en Madrid

Por otro lado, se han producido quejas entre los trabajadores por la comida que se les ha proporcionado en estas jornadas. Por ejemplo, en Soto del Real, otra de las cárceles más afectadas por el temporal, la cena del domingo consistió en un sándwich de jamón y queso, una mandarina y una natilla. “Al menos pedimos un plato de comida caliente”, indica un trabajador del centro. 

En este sentido, fuentes del sindicato ACAIP-UGT, mayoritario entre los trabajadores, indican que han reclamado a Instituciones Penitenciarias que se garantice comida “adecuada a la situación” y uniformes nuevos a los trabajadores. Además de que se sufraguen los gastos de los coches afectados por el derrumbamiento de los techos y que se paguen las horas extras de las extensas jornadas. 

Cortes de luz y de agua 

Durante el temporal varios centros sufrieron cortes de luz y de agua que dejaron estampas de los más anodinas. Por ejemplo, en Soto del Real se produjeron cortes de agua. En un principio creyeron que se debía a  que se habían congelado las tuberías, pero luego resultó ser un problema del Canal Isabel II.  Esto generó una situación incómoda en algunos módulos donde no podían ducharse ni ir al baño. Algunos trabajadores colocaron nieve en los cubos al lado de los radiadores para que se derritiera y tener así algo de agua para las duchas. WhatsApp Image 2021-01-11 at 13.04.49

En Aranjuez se produjeron también cortes de luz en algunos módulos, así como de la calefacción en algunos momentos por reventones de tuberías. 

En la prisión de Navalcarnero se ha caído los alambres del patio, unas mayas metálicas que cubren las partes altas de los muros para que no se puedan tirar elementos desde el exterior como droga. Los reclusos no han podido salir al patio, como tampoco lo han podido hacer en Soto del Real por el espesor de la capa de nieve que cubre las instalaciones. 

Más de 72 horas de guardia

El acceso de los trabajadores a sus puestos de trabajo durante prácticamente todo el fin de semana ha sido misión imposible. A última hora del domingo fue cuando pudieron realizar el relevo algunos compañeros en las cárceles madrileñas más afectadas. Pero, incluso este lunes, había trabajadores que llevaban 72 horas de guardia. Por ejemplo en la prisión de Navalcarnero unos 15 todavía no habían podido ir a sus casas. 

Al contrario que los hospitales u otras Administraciones públicas que están ubicados en los núcleos urbanos, las cárceles están alejadas y el metro no llega a la práctica totalidad de ellas. El autobús que realiza una ruta varias veces al día para acercar a los trabajadores no está funcionando en prisiones como Valdemoro o Soto del Real y los funcionarios se quejan de no tener información del Ministerio de Interior sobre cuándo y cómo se reestablecerán. 





Source link